Presentan libro "Tras el oro de Chuquiabo", que redescubre fundación de La Paz

El libro confirma la explotación aurífera de la antigua Chuquiabo y la razón de su fundación. En el barrio de Churubamba existieron una clase de canales artificiales que permitían el tratamiento y lavado de las auríferas arenas en losas que servían de bandejas.

Bolivia.com
Bolivia.com

El libro confirma la explotación aurífera de la antigua Chuquiabo y la razón de su fundación. En el barrio de Churubamba existieron una clase de canales artificiales que permitían el tratamiento y lavado de las auríferas arenas en losas que servían de bandejas.

El texto "Tras el oro de Chuquiabo …en busca de un tiempo olvidado" de Juan Francisco Bedregal revela que el sedentarismo de la antigua Chuquiago Marka no se debía a la agricultura, sino a la explotación del oro que se realizaba en las riveras de algunos ríos.

La obra editada por el Fondo Editorial Pensamiento Paceño, del Concejo Municipal de La Paz, será presentada este martes 25, a horas 19:00, en el Museo Tambo Quirquincho ubicado en la calle Evaristo Valle de la antigua zona Churubamba de la ciudad de La Paz.

Según el escritor la explotación del oro se dio en un estratificación semiartificial: el barrio de Churubamba; donde, una suerte de canales artificiales permitía el tratamiento y lavado de las auríferas arenas en losas que servían de bandejas para la separación, una técnica inca que no ha tenido continuidad y que se ha perdido, en vista de que el lugar fue ocupado muy tempranamente en la época de la conquista (1533-1548).

La presidenta del Comisión de Planificación y Gestión Territorial, Denise Ostermann explicó que con el texto se entra a los orígenes de la fundación de la ciudad de La Paz. "Uno tiene en su imaginario que se produjo en un sitio establecido por los españoles, pero antes de la fundación existió un proceso previo e interesante" dijo Ostermann.

La concejala afirmó que Francisco Pizarro estuvo en la antigua ciudad de La Paz dos mese antes, tiempo en el que funda la urbe. "En la historia es un aspecto que no ha trascendido por diferentes circunstancias, por eso la importancia del texto", añadió.

El autor Juan Francisco Bedregal de profesión arquitecto con un doctorado obtenido en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), destaca que  "la lectura de las crónicas del siglo XVI, revela la existencia de Chuquiabo, una ciudad andina muy peculiar".

Con la obra –revela el autor– se ha puesto en tela de juicio la génesis de la ciudad, en vista de que la historiografía oficial había asentado la ciudad sobre una fundación más o menos pacífica, fruto de una búsqueda y elección geográfica de un lugar que permitiera la conexión entre la ciudad de Lima - Cuzco y las minas de la plata ya en pleno proceso de explotación en el año 1548, obra del capitán español Alonso de Mendoza.

El barrio de Churubamba, en el Tambo Quirquincho, fue el recinto que alojó en el siglo XVI al cronista Pedro Sancho (1533), a Francisco Pizarro, Pedro de Valdivia, el capitán Gabriel de Rojas, y otros de su entorno inmediato (1540), al capitán Alonso de Mendoza en 1548 y al propio cronista Pedro Cieza de León en 1550. /ecv (SIM/GAMLP)

Artículos Relacionados

+ Artículos