Cultura Viernes, 24 / Mar / 2006

Denuncian de plagio a española por obra escenificada en Madidi

(La Paz - Bolivia.com)
Dos arqueólogos interpusieron hoy una denuncia penal en contra de la escritora española Matilde Asensi, por un plagio supuestamente cometido en su novela "El origen perdido".

En la foto, una postal del Parque Nacional Madidi, en la región tropical del Departamento de La Paz

Una publicación de la agencia Efe relata que, esta obra, que narra las peripecias de unos piratas informáticos en territorio boliviano, es un nuevo éxito de ventas de la autora de "Iacobus" (2000) y "El último catón" (2001).

El periodista argentino Pablo Cingolani y el etnógrafo boliviano Alvaro Díez Astete, ambos también arqueólogos, presentaron la demanda en la Corte Superior de Distrito de La Paz, por considerar que Asensi usó "abusiva e ilegalmente" sus investigaciones, publicadas en la prensa e Internet, a la hora de escribir la obra.

Los denunciantes sostienen que la escritora cometió los delitos penales de hurto agravado, por "apropiarse en su novela ilegítimamente de un bien mueble ajeno de valor histórico, arqueológico y científico", y de alteración, acceso y uso indebido de datos informáticos.

Cingolani y Díez Astete se refieren a tres expediciones arqueológicas realizadas desde el año 2000 al Parque Nacional Madidi, uno de los núcleos de mayor biodiversidad del planeta, en el norte amazónico del departamento de La Paz, y a los trabajos difundidos sobre esos viajes.

Uno de los objetivos de estas incursiones en la selva fue hallar a los "toromonas", una etnia que los especialistas califican de "no contactada" y que probablemente desapareció a finales del siglo XIX por la voraz explotación del caucho en la zona.

Los expedicionarios también trataron de dar con el paradero del noruego Lars Harkfold, un ingeniero agrónomo de 37 años al que se tragó la jungla en 1997, tras partir en solitario siguiendo la huella de este grupo indígena.

Los resultados de las investigaciones fueron divulgados "nacional e internacionalmente" para "sensibilizar a personas e instituciones del extranjero" con la idea de obtener financiación para nuevas expediciones y proseguir la búsqueda de Lars Harkfold y de los 'toromonas', indica el texto de la denuncia.

El documento sostiene que la trama central de la obra de Asensi es precisamente una expedición al Madidi en busca de los "toromonas" y "se basa en el trabajo de Alvaro Díez Astete, citado en la novela como Alvaro 'Díaz' Astete", así como en otros aspectos de las investigaciones.

Asensi ha conseguido "un éxito mundial" sin haber conocido Bolivia "y, lo que demuestra el ánimo delictivo, sin citar fuentes de las que obtuvo la información" e "incluso transcribir en su obra párrafos íntegros de las publicaciones realizadas sobre los resultados de las expediciones", agrega la denuncia.

En ella también se indica que la escritora, nacida en Alicante (sureste de España), hizo una llamada telefónica a Díez Astete "en la que insinuó la posibilidad de llegar a un acuerdo personal al reconocer que su obra utilizó" los trabajos arqueológicos sobre el Madidi.

Además, los denunciantes acusan de complicidad a la empresa editora del libro, Planeta, y a su ejecutivo Carlos Reyes, por colaborar en "esas actitudes delictivas" y "amenazar con el inicio de acciones legales en caso de persistir la reclamación".

Según el abogado de ambos, Alberto Luna, el fiscal adscrito al caso tendrá un plazo de diez días para recibir las pruebas y las declaraciones de las partes.

En el caso de Asensi y de Reyes, deberán presentarse a testificar en cumplimiento de un convenio de cooperación judicial entre España y Bolivia y una vez que se realicen los trámites diplomáticos correspondientes, algo que podría suceder en el plazo de un mes, dijo Luna.