Bolivia.com La Paz Miércoles, 26 / Jun / 2019

Demuestran que los peces pueden oler los virus para evitar infecciones

El descubrimiento abre la puerta a desarrollar tratamientos y vacunas más efectivos contra diversas enfermedades muy dañinas.

Los peces podrían detectar virus y ser la solución a enfermedades dañinas. Foto: ShutterStock.
Los peces podrían detectar virus y ser la solución a enfermedades dañinas. Foto: ShutterStock.

Investigadores de la Universidad de Murcia (UMU) y el Instituto Murciano de Investigación Biomédica (IMIB) han demostrado que los peces son capaces de detectar virus a través de sus neuronas olfativas, que son las encargadas de activar los mecanismos de defensa de su sistema inmunitario para evitar la infección viral

Esta sería la principal conclusión a la que ha llegado una investigación dirigida por el catedrático de Biología Celular, Victoriano Mulero en la que han participado, además de investigadores de la Universidad de Murcia y el IMIB, de la Universidad de Nuevo México, en Estados Unidos.

Mulero ha detallado que los peces no solo son capaces de "oler" los virus y tratar de huir ellos, sino que, si llegan a infectarse, son las propias neuronas olfativas las que activan la respuesta inmunitaria para proteger al organismo de la infección.

Escucha acá las principales emisoras informativas de Bolivia

El descubrimiento abre la puerta a desarrollar tratamientos y vacunas más efectivos contra diversas enfermedades muy dañinas para las plantas de acuicultura, entre las que destaca una enfermedad similar a la rabia que provoca cuantiosas pérdidas económicas en esas empresas.

"Esta capacidad de la neuronas olfativas de detectar virus da a los peces la posibilidad de evitar la infección huyendo, pero, además, hemos descubierto que si el virus entra vía nasal, son estas mismas neuronas las que activan la respuesta inmunitaria y ponen a trabajar a los linfocitos T, que son como los soldados que protegen de la infección", explica Mulero.

Además, a largo plazo, permitirá investigar el comportamiento del organismo de los peces ante virus que afectan tanto al sistema nervioso como al tracto respiratorio.

La psoriasis, las enfermedades relacionadas con la formación de las células sanguíneas y las enfermedades infecciosas son tres líneas de investigación en las que se trabaja con peces cebra, indican las mismas fuentes en comunicado de prensa, que apuntan, además, que el hecho de ser pequeño y transparente multiplica las posibilidades de los investigadores, que pueden trabajar con poblaciones de cien individuos obteniendo un gran rendimiento con un coste económico asumible.

Mary Mora Escamilla, con información de EFE - Bolivia.com