Bolivia.com La Paz Viernes, 11 / Oct / 2019

'Día de la Mujer Boliviana': Un homenaje al amor, temple y tesón

Cada mujer boliviana tiene mucho de Adela Zamudio Ribero, cada mujer boliviana reivindica a sus compatriotas con su esfuerzo y con la convicción del trabajo y el amor inacabable por su familia.

Conmemoración 'Día de la Mujer Boliviana'. Foto: ABI.
Conmemoración 'Día de la Mujer Boliviana'. Foto: ABI.

Pocas mujeres han entregado su lucha al reconocimiento del importante e indispensable papel que ellas protagonizan como constructoras de una nueva sociedad, una de ellas es Adela Zamudio Ribero, quien se fue al descanso eterno en 1927, pero permanece viva como un legado de legitimización de la mujer como parte activa de una nación.

Adela es ejemplo latinoamericano de un pensamiento nuevo, un compendio de ideas que muchos consideraron transgresor pero que claramente era de igualdad en medio de una sociedad machista y empobrecida por clases arrogantes que encontraban en el desposeído, el objeto de su odio y total discriminación.

Este 11 de octubre es un motivo para celebrar porque la patria boliviana cuenta con sus mujeres como el bastión de un nuevo país, ellas no solo gestan la vida con el don divino con que se les bendijo sino que guían con amor la educación de los niños y niñas que muy pronto liderarán la transformación de esta nación que a gritos la reclama.

Escucha acá las principales emisoras informativas de Bolivia

Desde 1980 el día 11 de octubre se encuentra constituido como el 'Día de la mujer boliviana', una fecha que debe celebrarse con mucho orgullo pero especialmente debe reconocer, respetar y hacer válido el aporte fundamental de un género que hace mucho dejó de ser débil porque esa denominación se la dieron los machos a los que siempre les gustó la guerra.

La mujer boliviana representa la creatividad, la inteligencia, el orden, el control y la pasión; la mujer boliviana es valentía, amor y paz; la mujer boliviana es el corazón de la patria.

El día de la mujer boliviana debe entenderse como la oportunidad para obtener la equidad de género, una desigualdad que no permite el avance y que paraliza la construcción de un panorama diferente y promisorio, esta fecha debe encender el motor de la inclusión como herramienta clave para la consolidación de los planes de desarrollo permanente.

Que el 11 de octubre no sea una fecha más, que cada año consolide un trabajo que debe realizarse todos los días porque no se puede dejar pasar ni un minuto sin ese toque mágico que la mujer le imprime a cada cosa transformando maravillosamente el entorno.

Valoremos el trabajo y la vida de nuestra mujer boliviana que con su sacrificio y vocación sostienen las esperanzas de la patria. ¡Viva la mujer boliviana por siempre!

Redacción Bolivia.com - Bolivia.com