Por: Sofia Andrea Brañez Cadima • Bolivia.com

Los presos brasileños recapturados serán reubicados en cárceles de Cochabamba y La Paz, así lo determinó el juez

Además de la reubicación de los presos, la pareja de uno de ellos, quien los ayudó a fugarse de Palmasola, ha sido aprehendida para cumplir con prisión preventiva en Santa Cruz.

Ambos presos brasileños que se habían fugado de Palmasola. Foto: Youtube
Ambos presos brasileños que se habían fugado de Palmasola. Foto: Youtube

Además de la reubicación de los presos, la pareja de uno de ellos, quien los ayudó a fugarse de Palmasola, ha sido aprehendida para cumplir con prisión preventiva en Santa Cruz.

En 2014 se inauguró el centro Pc-7 en la cárcel de Palmasola, la más poblada del país que al momento cuenta con más de 6.000 reclusos. Este nuevo recinto dentro de la cárcel, tenía la finalidad de albergar a los procesados de más alta peligrosidad juzgados en Bolivia, ya que es un recinto de máxima seguridad.

El recinto es de piedra, concreto puro y con celdas que tienen barrotes por fuera y por dentro, siendo el más seguro de Bolivia, incluso por encima de la cárcel de Chonchocoro y fue la semana pasada que la vulneraron por primera vez al darse la primera fuga de reos.

La madrugada de este martes fue que autoridades de la Policía informaron de la fuga de dos presos brasileños, se trataba de Luis Andrés Xavier Da Rocha y Benjamín Michel Emerson Da Silva, ambos procesados por el asesinato del ciudadano Wilson Ledezma Rea, este hecho ocurrió en marzo pasado en la localidad de Minero.

Posterior a la fuga, los protocolos por parte de la Policía fueron ejecutados rápidamente, ya que se descubrió que los reclusos peligrosos forzaron una rejilla del pabellón cerrado de máxima seguridad, luego usaron una escalera para llegar hasta cerca de un tanque de agua, pasando el control y ya en la parte posterior lanzaron dos cuerdas.

Las investigaciones señalaban que uno de los presos contó con la ayuda de su concubina que esperaba afuera. Las autoridades también señalaron que se cuenta con un muro que separa a la policía y que las celdas son vigiladas cada tres horas con recorridos de uniformados y se creía que entre una ronda y otra lograron escapar los delincuentes. 

Una vez se dio a conocer la noticia, la Policía realizó rastrillajes por toda la ciudad, desde retenes de salidas a provincias y departamentos, hasta fronteras con otros países. 

La puerta de ingreso principal es de hierro y tiene cinco metros. Tiene su propia recepción y adentro hay una especie de cápsula de seguridad, donde hay una revisión exhaustiva al igual que en el ingreso principal.

El día miércoles, agentes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), allanaron un condominio grupos de inteligencia, así como otras unidades especializadas, realizaron intensos rastrillajes por todo el país especialmente en la capital, zonas fronterizas, retenes y terminales.

El allanamiento surgió tras conocerse que uno de los fugitivos brasileños recibió la ayuda de su concubina desde afuera y cuando los fugitivos ubicaron la vivienda de la pareja por el kilómetro 8 de la carretera al norte, los agentes ya no encontraron a la concubina.

Finalmente, el día miércoles, los delincuentes brasileños fueron recapturados y fue en horas de la tarde personal policial logró identificar el lugar donde se encontraban escondidos los prófugos y realizó un operativo de recaptura en el cual los policías fueron atacados con armas de fuego y resultó un efectivo herido cerca de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno.

Este sábado, el Juez 12vo de Instrucción Cautelar de Santa Cruz, en audiencia de medidas cautelares, determinó que los sicarios brasileños que habían logrado fugar del penal de Palmasola, y fueron recapturados horas después, serán trasladados a la cárcel de El Abra (Cochabamba) y de Chonchocoro (La Paz), quedando separados.

Además, Edilene D. D. S., cómplice que ayudó a la fuga de los reos y pareja de uno de ellos, cumplirá detención preventiva en la cárcel de Palmasola en Santa Cruz, mientras que el fiscal departamental de Santa Cruz, Roger Mariaca, informó que en la audiencia se demostró que los reos brasileños cometieron los delitos de Asociación Delictuosa, Falcedad Ideológica y Uso de Instrumento Falsificado, Lesiones Graves y Leves, Tráfico Ilícito de Armas, Tenencia, Porte o Portación Ilícita, Atentado contra miembros  de Organismo de Seguridad del Estado, Destrucción y Deterioro de Bienes del Estado y la Riqueza Nacional y  Asesinato en Grado de Tentativa.

Por el caso, Edilene, por ser cómplice de todo lo sucedido, ya ha sido aprehendida y se espera que las investigaciones sigan su curso, ya que podría haber otros implicados, por lo que se está investigando a uniformados que se encargaban del pabellón B en el Pc-7.

Artículos Relacionados

+ Artículos