Sólo 7 de 17 museos en La Paz están activos, el resto son repositorios y algunos languidecen

De 17 museos analizados en un estudio en la ciudad de La Paz, solamente 7 mostraron tener actividad y desarrollo constante, el resto se convirtieron en simples repositorios o caminan a un cierre inminente.

Bolivia.com - Entretenimiento
Bolivia.com - Entretenimiento

De 17 museos analizados en un estudio en la ciudad de La Paz, solamente 7 mostraron tener actividad y desarrollo constante, el resto se convirtieron en simples repositorios o caminan a un cierre inminente.

Sólo siete de 17 museos estudiados en La Paz son portadores de un patrimonio activo, incluso están camino a convertirse en centros culturales, con base en inmuebles de alto valor simbólico, importantes colecciones de objetos y una oferta de servicios abiertos al público (conferencias, congresos), dice la antropóloga Luz Castillo. El resto de los museos, "los más, no han abandonado su función exclusiva de repositorios, y algunos languidecen frente a un inminente cierre".

La antropóloga y jefa de Investigación del Museo Nacional de Etnografía y Folklore (MUSEF), Luz Castillo Vacano, desarrolló un estudio de 17 museos de la ciudad con el objetivo de proponer formas de establecer nexos entre esos repositorios y su público. El libro "Activación patrimonial de los museos de La Paz", presentado este 9 de julio, contiene la investigación de Castillo, que a la vez es un texto condensado de su tesis de la Maestría en Investigación en Ciencias Sociales de la UPIEB.

Las entidades con un patrimonio activo son el Museo Nacional de Etnografía y Folklore (MUSEF) que se ha consagrado con actividades académicas, la Reunión Anual de Etnografía, centro de documentación, cursos y talleres; el Museo Nacional de Arte que "se está constituyendo en un espacio de diálogo sobre la diversidad artística"; el Museo San Francisco (a la vez centro cultural) tiene una activación patrimonial basada en "valores culturales en temas artísticos y valores estéticos de sus colecciones"; los museos municipales de la calle Jaén, con una consagración turística importante; el Museo de Metales Preciosos Precolombinos, que muestra valores históricos que siguen asombrando a los públicos locales; y la Casa de Murillo, que tiene un valor social innegable para los paceños.

Castillo dice que una primera activación de los museos viene desde el Estado con la declaración de sus inmuebles como monumento nacional o patrimonio histórico; una segunda activación tiene que ver con las colecciones que guardan y que adquieren más valor por ese resguardo; y un tercer elemento se refiere al servicio que se da a la gente en el espacio del museo para mostrarle las colecciones e involucrarle en las actividades programadas.

Los museos que tomaron en cuenta el servicio tienen un conjunto de actividades a lo largo de todo el año, que sacan al público de la dinámica entrar-mirar-salir para ofrecerle participar en un seminario académico, un taller de artesanía, un curso de danza, un congreso especializado, una visita guiada a maestros y estudiantes, etcétera.

"Que un museo tenga ingresos económicos importantes no quiere decir que esté patrimonialmente activo, porque la activación patrimonial se enmarca en el servicio a la población local. Entonces hay museos que dan servicios de eventos académicos, artísticos, sociales, políticos, no partidarios sino de espacios de debate; estos museos han logrado esa activación patrimonial, mientras que otros no lo han logrado y tienes una colección que se expone y nada más", dice Castillo. La investigadora hace énfasis, más que en la afluencia de gente, en la "apropiación que hace la gente de los museos; (es decir) en que la gente se apropie de ese espacio como suyo".

Entre los 17 museos estudiados, sin contar a los de historia natural, están los museos semiactivos cuyas colecciones y/o inmueble están aún en proceso de convertirse en patrimonio cultural: el Museo de Arte Contemporáneo "Plaza", el Museo de Instrumentos Musicales de Bolivia, el Museo de la Coca y el Museo de Textiles Bolivianos. En la tercera categoría de museos no activos patrimonialmente, con sus colecciones y/o su inmueble sin constituirse en patrimonio cultural, por tanto sin avanzar hacia una política de servicios a la población, se cuentan: el Museo de la Revolución Nacional, el Museo Policial, la Casa Museo Walter Solón Romero, el Museo Tambo Quirquincho, el Museo Postal Filatélico "Joaquín Lemoine", el Museo Histórico Militar Cnl. Gualberto Villarroel y el Museo David Crespo Castelú.

Hasta ahora los museos activos patrimonialmente han logrado esa posición por iniciativas de gestión interna y, se puede decir, a nivel individual, pues no existe una red de museos o una política para dirigir un enfoque de acercamiento a la población. El estudio muestra la urgente necesidad de una legislación de museos, enmarcada en la Ley de Culturas pendiente, y políticas públicas claras.

El libro "Activación Patrimonial de los Museos de La Paz" fue publicado con apoyo del Consejo Internacional de Museos – Bolivia y el Centro de Estudios para la América Andina y Amazónica (CEPAAA). [Contacto: luzelianacastillovacano@yahoo.com]


Fuente: PIEB

Artículos Relacionados

Entretenimiento • JUL 10 / 2013

"La Paz Maravillosa" tiene a su primer ganador

+ Artículos

Entretenimiento • JUL 24 / 2024
Eva Copa tendría nueva pareja
Entretenimiento • JUL 23 / 2024
Karol G cantó "Rosas" con Amaia Montero
Entretenimiento • JUL 22 / 2024
Jaime Flores dejó esta existencia

Lo más leído en Entretenimiento

Lo más leído en Bolivia.com