Inicio E-Mail Chat Postales Humor Especiales Horóscopo Clasificados BoliviaMall.com Turismo Fútbol

Informativos
El País
Internacional
Economía
Cultura y sociedad
Deportes
Fútbol
Ciencia y tecnología
Servicios
Amigos y contactos
Cambio de moneda
Chat
Clasificados
E-mail gratis
Postales
Encuestas
Foros
Tienda virtual
Tv Bolivia
Entretenimiento
Actualidad
Cine
Horóscopo
Humor
Juegos
Modelos
De Bolivia
Turismo
El sabor de Bolivia
Históricos
Campeones del 63
Guerra del Pacífico
Revolución del 52
Los Kjarkas
Otros especiales
Más especiales

Edú, el veterano que llegó de Brasil sigue vigente

(LSanta Cruz - El Nuevo Día)

Llegó en 1994 al país para jugar en Cooper de la Primera “A” de la ACF. Militó en Destroyer’s, Real Santa Cruz, Oriente Petrolero, Independiente y Blooming. Quiere seguir la carrera de entrenador.

En una gira que realizó Oriente Petrolero por varias ciudades fronterizas con Bolivia entre -ellas Corumbá- en 1993, los dirigentes que acompañaban la delegación, quedaron gratamente sorprendido con un “garoto” de contextura delgada, pero de gran proyección.

Tras las gestiones dirigenciales, el “garoto” se integró a los entrenamientos del equipo albiverde, pero con tan mala fortuna que un par de meses después retornó a su Corumbá natal, debido a que no tuvo la oportunidad del entrenador.

Aquel brasileño llamado “Edú” en el mundo futbolístico y Carlos Eduardo Monteiro en su vida cotidiana, un año después retornó pero para jugar en un equipo de la Primera “A” de la ACF.

Deportivo Cooper bajo la presidencia de Roberto “Tito” Espinoza que ese año debutaba en la Primera “A”, trajo a cuatro jugadores brasileños, entre ellos “Edú”.

El emprendimiento rindió sus frutos porque con el notable aporte de “Edú”, Cooper logró el título de la Primera “A” de 1994.

Los goles de este jugador abrieron los ojos de varios equipos para contar con sus servicios, pero Destroyer’s fue el que se les adelantó.

“Pese a que jugué sólo dos ruedas del campeonato, salí goleador con 18 o 19 goles, pero recuerdo que los dirigentes de Destroyer’s lo querían a Abapinta que era la figura, pero Cooper también nos metió a mí y a Herland Peña”, cuenta.

En el equipo canario estuvo una temporada, pero tal como sucedió en casi todos los equipos donde llegó, los entrenadores lo relegaron pese a las condiciones de goleador que demostraba.

“En Destroyer’s incluso tuve entrenadores que había tenido en Cooper, no me llevaban ni siquiera al tercer equipo, pero aún así nunca desmayé y gracias a Emilio Ludueña me puso de titular”, dice recordando el ingrato momento pasado.

Pero también hubo de los buenos y fue que cuando debutó en el equipo “canario”, muchos que habían visto la brillante época del Oriente Petrolero de comienzos de la década del ‘70 con Dedé como gran figura, surgieron las comparaciones.

“Dedé por lo que sé y mucha gente lo comentaba, fue un fenómeno, pero es mucha cosa para mí, sabía que él había logrado muchas cosas y yo recién estaba empezando”, dice.

Al año siguiente (1996) recaló en Real Santa Cruz. El equipo albo ganó el título del Apertura con figuras como Milton Melgar, Alvaro Peña, Celio Alves y otros, siendo uno de sus máximos logros y se quedó hasta 1997.

Para la Copa Libertadores de América de 1998, llegó a Oriente Petrolero como refuerzo.

En el equipo refinero volvió a ser postergado por el entrenador Miguel Angel Lemme, quien prefería a los jugadores argentinos que habían llegado.

Pese a ello, jugando la Copa Libertadores de América ante Nacional, marcó el mejor gol que hasta ahora recuerda.

“Estábamos empatando y faltaba poco para que termine el partido, eliminé a tres defensores y anoté el gol de la victoria y es el que más recuerdo”, afirma.

Al año siguiente retornó a Real Santa Cruz donde se mantuvo hasta 2001. Las postergaciones volvieron a repetirse en Blooming en 2002 cuando el equipo era dirigido por Carlos María García Cambón.

“Incluso los jugadores como Limberg Gutiérrez, le pidieron a los dirigentes que me ponga en el banco, pero él (García Cambón), dijo que no me ponía porque de visitante no entraba en su esquema”, cuenta.

Otra etapa corta e infructuosa la pasó en Independiente Petrolero de Sucre en 2003. Los dirigentes le habían prometido armar un equipo con pretensiones de campeonar, pero nada de ello ocurrió y en 2004 retornó de nuevo a Real Santa Cruz tras su ascenso.

Cuando muchos lo daban por ‘acabado’, en 2005 vuelve a Destroyer’s pero también tropieza con esquemas tácticos donde las pelotas casi nunca le llegaban.

“Con el profesor Avilés, estamos jugando con otro sistema, con muchas llegadas, creamos muchas situaciones de gol y por eso se han dado los goles, lo que todo delantero necesita”.

De su retiro no piensa en absoluto aunque es un tema que lo tiene bien claro y así lo explica.

“Voy a seguir jugando hasta cuando tenga ganas, tal vez mañana, pasado no tenga y diga adiós”, sostiene.

El fútbol le dio muchos amigos, pero Armando Ibáñez y Juan Rivero, son con los que más se ha llevado bien, aunque hay muchos más que por no crear susceptibilidad no los nombra.

Desde que tiene uso de razón, es hincha de Vasco da Gama y su ídolo fue Roberto Dinamita.

Se siente cómodo en Destroyer’s y en Santa Cruz y piensa estudiar para entrenador cuando las piernas le digan que no.

Hoja de vida

Nombre: Carlos Eduardo Monteiro de Castro “Edú”

Lugar y fecha de nacimiento: Corumbá (Brasil), 06/06/72

Padres: Manoel Sebastiao Monteiro de Castro y Ana Isabel Monteiro de Castro.

Esposa: Ma. Cristina Becerra

Hijo: Enzo Eduardo Monteiro Becerra (1 año)





Correspondencia, sugerencias e informaciones a:
prensabolivia@interlatin.com
Fax : (591-2) 222-5734 

Exprese su opinión en los foros de Bolivia.com

 
 
 
 
Correspondencia, sugerencias, informaciones ingrese a: Contáctenos
Anuncia en Bolivia.com | Acerca de Interlatin | Información Corporativa | Información Legal

Visite: Colombia.com | Futbolargentino.com
Bolivia.com no está afiliado al Gobierno Boliviano. Bolivia.com es una marca de Interlatin Corp.
Bolivia.com is not affiliated with nor sponsored by the Government of Bolivia. Bolivia.com is a trademark of Interlatin Corp.