Por: EFE • Bolivia.com

Los casos de COVID-19 en Bolivia bajan 28% y solo circula la variante ómicron

Siete de los nueve departamentos del país mostraron una reducción de casos mientras que en dos el aumento fue leve.

Bolivia atravesó por la etapa más dura de la cuarta ola a finales de diciembre. Foto: EFE
Bolivia atravesó por la etapa más dura de la cuarta ola a finales de diciembre. Foto: EFE

Siete de los nueve departamentos del país mostraron una reducción de casos mientras que en dos el aumento fue leve.

Bolivia reportó un descenso del 28% de los casos de la COVID-19 en la última semana en comparación al mismo periodo anterior, tras la cuarta ola de contagios, y estableció que en el país solo circula la variante ómicron.

El ministro de Salud, Jeyson Auza, en un reporte ofrecido este lunes, mencionó que de 1.595 casos que se presentaron en la semana 12 se pasó a 1.156 contagios en los últimos 7 días en los que, además, hubo únicamente cuatro decesos.

Asimismo, el funcionario indicó que siete de los nueve departamentos del país mostraron una reducción de casos mientras que en dos el aumento fue leve.

Bolivia atravesó por la etapa más dura de la cuarta ola a finales de diciembre y comienzos de enero con jornadas en las que se superaron los 14.000 contagios, aunque la tasa de letalidad se ha mantenido controlada entre un 0,6% y 0,7%.

En su informe, Auza presentó los resultados de un estudio realizado entre el 1 junio de 2021 al 15 de marzo de 2022 que establece que 11.113 personas fallecieron por complicaciones de la enfermedad.

De esos decesos "el 91,3% son personas no vacunadas", mientras que únicamente el 8,7% de los fallecidos "tenían el esquema de vacunación" y murieron por su avanzada edad o por tener una enfermedad de base o crónica que empeoró su salud, apuntó el ministro.

El detalle del informe que fue presentado también por rangos de edad y por regiones establece la misma tendencia, es decir, que "más del 90% de los decesos por COVID-19" se debe a personas que "decidió no vacunarse".

Auza, además, informó que actualmente en Bolivia "no encontramos casos de variante delta" y que "el 100% (de los casos) pertenecen a la variante ómicron".

El ministro dijo que en Bolivia se están teniendo "datos esperanzadores" sobre el control de la pandemia y recalcó que este "no es el momento de bajar la guardia" por lo que la población debe mantener las medidas de bioseguridad.

El plan de vacunación en Bolivia, que comenzó hace más de un año, ha conseguido que se apliquen 13.147.393 dosis entre primeras, segundas, terceras e inmunizantes de componente único a mayores de 5 años que conforman una población vacunable de 10,2 millones.

De esta cantidad, 6.095.743 son primeras dosis, 4.815.035 de la segunda y 1.1341.654 vacunas de refuerzo además de 994.961 inmunizantes de un solo componente.

Desde la llegada de la pandemia al país, en marzo de 2020, se acumulan 21.896 decesos y 902.497 casos confirmados de los que 38.005 se mantienen activos.

Artículos Relacionados

+ Artículos