Bolivia.com La Paz Martes, 12 / Nov / 2019

La actividad cotidiana en Bolivia comienza a recuperarse poco a poco

Después de varias semanas de enfrentamientos, el pasado 10 de noviembre Morales decidió renunciar a la Presidencia de Bolivia. 

Militares y policías en las calles de Bolivia. Foto: EFE
Militares y policías en las calles de Bolivia. Foto: EFE

Las principales ciudades de Bolivia presentaban esta mañana del 12 de noviembre de 2019 calles aún casi desiertas y con barricadas de la noche anterior, pero con las primeras personas y vehículos saliendo hacia sus actividades cotidianas para ir recuperando la normalidad, y sin reportes de la presencia de militares.

La Paz, Santa Cruz, Cochabamba y otras urbes del país quedaron en la noche del 11 de noviembre prácticamente desiertas, con militares patrullando las calles en apoyo de la Policía y apenas algunos grupos de gente que les aplaudía a su paso.

Te puede interesar: Evo Morales acepta el asilo ofrecido por México

Las Fuerzas Armadas respondieron a un llamamiento de la Policía de Bolivia que se vio rebasada ante grupos armados que durante el 11 de noviembre provocaron incidentes en varias partes del país, con un número indeterminado de heridos.

Evo Morales salió esta misma noche de Bolivia en un avión de las Fuerzas Aéreas Mexicanas, que despegó este 12 de noviembre desde el aeropuerto internacional de Asunción, adonde había llegado de madrugada y permaneció unas cuatro horas para repostar combustible.

México ha concedido asilo a Morales, quien el pasado 10 de noviembre renunció a la Presidencia de Bolivia tras casi catorce años en el poder, en medio de la peor crisis política y social de su etapa en el Gobierno desde 2006.

La Defensoría del Pueblo de Bolivia informa de al menos tres fallecidos y más de cuatrocientos heridos en incidentes entre afines y contrarios a Evo Morales desde las elecciones del pasado 20 de octubre.

El órgano electoral le dio vencedor para un cuarto mandato consecutivo hasta 2025, pero la oposición denunció fraude electoral. El pasado domingo un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) advirtió de graves irregularidades en el proceso electoral, y Morales acabó anunciando su renuncia.

Las celebraciones de sus detractores dieron paso el domingo a una ola de vandalismo con incendios y asaltos a viviendas, una de ellas del propio Evo Morales en Cochabamba, región del centro de Bolivia en la que permaneció en un lugar indeterminado hasta su salida del país.

EFE - Bolivia.com