Por: Mary Mora con información de EFE • Bolivia.com

Censo de población y vivienda en Bolivia: ¿por qué genera polémica y tensión política?

Luego de unas horas de reunión, definieron exigir que el censo se realice en el primer trimestre de 2023 y que se genere un fondo compensatorio hasta que se emitan los resultados de la encuesta.

La región oriental de Santa Cruz acató una huelga en rechazo a la postergación del censo. Foto: EFE
La región oriental de Santa Cruz acató una huelga en rechazo a la postergación del censo. Foto: EFE

Luego de unas horas de reunión, definieron exigir que el censo se realice en el primer trimestre de 2023 y que se genere un fondo compensatorio hasta que se emitan los resultados de la encuesta.

La postergación del censo de población y vivienda para 2024 en Bolivia, que inicialmente se iba a realizar este año, genera toda clase de cruces entre sectores que exigen que se realice en 2023 y la mayor patronal que amenazó con movilizarse en defensa del Gobierno.

Los comités cívicos de ocho de las nueve regiones de Bolivia se reunieron para dialogar y definir acciones en rechazo a la postergación de la encuesta para 2024.

Los cívicos de la oriental Santa Cruz fueron agredidos por personas afines al gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) que les gritaron racistas y les tiraron huevos.

"Nos han tirado piedras, huevos, hay que dejar en claro que pedimos esto en beneficio del pueblo boliviano", manifestó el vicepresidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Stello Cochamanidis.

Luego de unas horas de reunión, definieron exigir que el censo se realice en el primer trimestre de 2023 y que se genere un fondo compensatorio hasta que se emitan los resultados de la encuesta.

Asimismo algunas organizaciones como la Asamblea de la Alteñidad, de la ciudad de El Alto, señaló que está de acuerdo con realizar el censo "como máximo" en 2023 y pidió a su alcaldesa, Eva Copa, llevar esa posición a la reunión de esta tarde con el presidente de Bolivia, Luis Arce.

De la misma forma la Federación de Empresarios Privados de La Paz indicó que no están de acuerdo con que se postergue el censo por 2 años.

También el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Mario Paredes, sostuvo que es "necesario" que el censo se realice el próximo año.

El Gobierno boliviano había dispuesto el año pasado que el censo debía realizarse el próximo 16 de noviembre y anticipó que los resultados oficiales se iban a conocer en 2023.

Este mes el Consejo Nacional de Autonomías junto a las autoridades locales determinaron que el censo se aplace para mayo o junio de 2024 para que sea una "verdadera herramienta de planificación" y el Gobierno oficializó esta determinación a través de una norma.

Desde su inicio el proceso ha recibido críticas de algunas regiones que consideran que la consulta será clave para la distribución de los ingresos o asignación de representación política en el Parlamento de acuerdo a la población.

Artículos Relacionados

+ Artículos