Jueves, 07 / Mar / 2002

La Pachamama da el visto bueno, el Bennett vuelve a casa

(Bolivia.com)
Escribe: Juan Manuel Miranda.

El sábado 16 de este mes la estela Bennett retornará a su hogar en Tiwanaku. En una ceremonia especial, los Amautas de la región solicitaron permiso a la Pachamama para que la pieza arqueológica sea removida de su sitio sin sufrir ningún contratiempo.

Siete sacerdotes aymaras presidieron al ceremonia que empezó después de las 12:00. En medio de oraciones pronunciadas en aymara, los Amautas dieron una vuelta en torno al monolito realizando sahumerios y libaciones en honor a la Pachamama.

Una mesa especialmente dispuesta para la ocasión sirvió para efectuar las ofrendas de los sacerdotes que después fueron quemadas en señal de que se cumplirán los anhelos deseados. El Alcalde de Tiwanaku, Tito Flores, explicó que es necesario pedirle permiso a la Pachamama para efectuar una labor de estas características.

El acto contó con la presencia del Ministro de Comercio Exterior, Claudio Mansilla, el Viceministro de Turismo, Edgar Torres, comunarios de Tiwanaku y el Viceministro de Cultura, Antonio Eguino.

Precisamente Eguino manifestó que esta ceremonia traerá buenos augurios al proceso de traslado de la pieza a su sitio de origen después de haber sido sometido a un trabajo de restauración.
La autoridad gubernamental también dijo que con el retorno del monolito a Tiwanaku no sólo se fortalecerá el desarrollo de la región sino del circuito turístico gracias a la presencia del museo y otros atractivos.

Todo debidamente planificado

La comisión de expertos encargada de efectuar el traslado está presidida por el arqueólogo Osvaldo Rivera y ya tiene establecido el cronograma de actividades que se llevarán a cabo para tal efecto. Tras realizar una primera prueba del sistema de embalaje a través del uso de bolsas de arena con un peso similar al del monolito, el sábado 9 se procederá a ejecutar una segunda prueba para ver si el armazón construido por la empresa Alanoca aguanta con solvencia el peso.

El lunes 11 se trasladarán las piezas de la estructura metálica al estadio para proceder a su armado. “Este armazón protegerá a la estela con anillos de goma inflables con el fin de que flote en el aire con una serie de sujeciones”, explicó Eguino.

El proceso de armado de la estructura se lo realizará del martes 12 al jueves 14. El viernes 15 se tiene planificado llevar a cabo la remoción del monolito, para lo cual se requerirá de las grúas y el equipo pesado de la empresa Alanoca. La pieza será colocada
de espaldas sobre una plataforma que estará en un camión. Una vez concluida esta labor se procederá a efectuar la despedida de la pieza que por muchos años permaneció en la réplica del templete semisubterráneo de la plaza Tejada Sorzano de Miraflores.

Caravana a Tiwanaku

El sábado 16 se iniciará el viaje a las 06:00 hacia Tiwanaku. Un acto especial en la Alcaldía de la ciudad de El Alto le dará el adiós correspondiente al monolito, el cual efectuará escalas en las poblaciones de Laja y Tambillo. Una ceremonia en la Apacheta de Lloco Lloco, cerca del Valle de Tiwanaku, servirá de corolario a la caravana, la cual entrará caminando a la población conjuntamente con las 23 comunidades tiwanacotas al finalizar la tarde de ese día.

La empresa Alanoca se encargará de colocar el monolito en el lugar previsto para su ubicación el domingo 17. Ante el informe de un medio de comunicación de La Paz en sentido de que la zona donde se depositará la pieza está anegada por el agua y que el museo está construido sobre terreno arqueológico, Eguino manifestó que un equipo de especialistas estudiaron el terreno hace dos años con el fin de determinar que no existen piezas arqueoógicas ni huesos en el lugar donde se ha construido
tres de los cinco módulos del museo, cuya inauguración está prevista para finales del mes de mayo.

En lo que se refiere al agua que se encontró en la fosa donde estará el monolito Bennett, la autoridad dijo que “se ha encontrado mayor cantidad de agua de la que se esperaba. Una comisión de ingenieros estudia la mejor manera de efectuar de evacuarla; la fosa estará recubierta con un material de goma geotextil para evitar que pase la humedad del piso a la cavidad donde se colocará el monolito”.

Una vez colocado el monolito en el lugar establecido, la empresa constructora procederá a terminar el techo que recubrirá la zona de protección de la estela. Esta sala contará, además, con una iconografía de la estela para que el turista pueda observarla de mejor manera. Una historia gráfica de la pieza, desde el momento de su descubrimiento hasta la fecha de su traslado, será otro elemento de información que estará ubicado en los muros de la referida sala.

Eguino confirmó que, indepenidntemente del museo y el monolito, Tiwanaku contará con un museo de la papa, un centro gastronómico y un centro agrícola donde se podrá apreciar la tecnología tiwanacota. Todo con el fin de fortalecer el área de turismo de la región.