Bolivia.com La Paz Lunes, 30 / Jul / 2018

Evolución del juego de apuestas deportivas contemporáneo 

Si bien el juego de las apuestas en los resultados deportivos ha existido durante mucho tiempo en muchas sociedades, podría argumentarse que su desarrollo se ha reflejado en el de los deportes profesionales organizados. 

Algunos deportes atraen grandes multitudes. Foto: Pixabay
Algunos deportes atraen grandes multitudes. Foto: Pixabay

En su forma más simple, los juegos de azar deportivos generalmente se llevan a cabo en el lugar del evento en sí, y por lo tanto tiene un sabor regional. Esa es la forma en que las apuestas de carreras de caballos evolucionaron en el Reino Unido a fines del siglo XIX, y las peleas de gallos todavía se llevan a cabo en muchos países alrededor del mundo. 

Primero, el advenimiento de los periódicos, y, unas décadas más tarde, el de la televisión, permitieron a las personas apostar sobre el resultado final de muchos eventos que se desarrollaban en todo el mundo. Algunos países introdujeron legislación destinada a regular una industria en crecimiento, mientras que otros países prohibieron por completo el juego de apuestas deportivo.

Incluso en aquellos países donde se permiten las apuestas deportivas, normalmente se requiere una licencia gubernamental especial para poseer y operar este tipo de negocio.

El siglo XX también vio el rápido desarrollo de varias ligas deportivas profesionales y no profesionales. En América del Norte, los ejemplos más notables fueron la NFL (fútbol americano), la NBA (baloncesto profesional), la MLB (béisbol), la NHL (hockey sobre hielo) e incluso la NCAA (deportes de nivel universitario). Muchas de las principales ligas de fútbol de Europa también han crecido de forma espectacular en las apuestas de fútbol, como La Liga (España), la Serie A (Italia), la Bundesliga (Alemania), la Premier League (Inglaterra) y la Ligue 1 (Francia). 

Además, algunos deportes desarrollaron una serie de competiciones internacionales que atraen a grandes multitudes. El tenis presenta cuatro Grand Slams anuales, el rugby tiene una Copa del Mundo, el Campeonato de las Seis Naciones y la Copa de las Naciones Continentales. Hasta el cricket llegó a desarrollar nuevos formatos de competencia, como One Day Internationals (ODI) y Twenty20, para atraer a un público más amplio. 

Como resultado, hay una gran cantidad de eventos deportivos en todo el mundo durante todo el año, que satisfacen diferentes gustos en el mundo de las apuestas.

El último grito de las apuestas deportivas se dispararon con la llegada de los juegos de azar en línea. Antes de que los juegos de azar en línea llegaran, las casas de apuestas deportivas ofrecían cuotas en un número relativamente pequeño de ofertas, atendiendo a la mayor audiencia posible. Por ejemplo, para un partido de fútbol regular, un jugador solo puede tratar de predecir el ganador del partido, el número de goles (por encima o por debajo de un determinado umbral) y, a veces, el resultado combinado de medio tiempo / tiempo completo.

Cuando las casas de juego entraron al mundo digital, tuvieron que atender a una audiencia global y, por lo tanto, comenzaron a ofrecer probabilidades en muchos más eventos. Sin embargo, nada impidió que la casa pusiera estos nuevos eventos a disposición de todos los jugadores registrados en el sitio web.

Finalmente, los desarrollos tecnológicos permitieron hacer apuestas mientras el partido estaba en progreso, lo que se conoce como apuestas en directo o en curso. Cuando ocurre un evento significativo en el partido, las probabilidades se recalculan sobre la marcha, por lo que los jugadores pueden, literalmente, hacer una apuesta en el último minuto.