Por: EFE • Bolivia.com

El 70% de personas con obesidad en Latinoamérica no están diagnosticadas

Muchas veces los pacientes y cierta parte del personal de salud no son conscientes de esta enfermedad, pero "debe ser tratada como muchas otras condiciones".

Tres cuartas partes de los adultos viven con obesidad o sobrepeso. Foto: Shutterstock
Tres cuartas partes de los adultos viven con obesidad o sobrepeso. Foto: Shutterstock

Muchas veces los pacientes y cierta parte del personal de salud no son conscientes de esta enfermedad, pero "debe ser tratada como muchas otras condiciones".

El 70% de las personas que padecen obesidad en Latinoamérica no están diagnosticadas, y poco menos del 2% reciben tratamiento debido a que esta condición no está reconocida como una enfermedad, por lo que es urgente que se hable más de este padecimiento, coincidieron varios especialistas.

"Desafortunadamente, más del 70% de las personas no se diagnostican, y se tratan menos del 2%, y la falta de tratamiento puede derivar en otras enfermedades como hipertensión, colesterol alto, daño renal y tener un impacto cardíaco y cerebral", señaló en conferencia de prensa la diabetóloga Victoria Rajme.

Destacó que muchas veces los pacientes y cierta parte del personal de salud no son conscientes de esta enfermedad, pero "debe ser tratada como muchas otras condiciones".

"En México y el mundo se debe reconocer como una enfermedad seria, crónica, multifactorial, asociada a múltiples factores de riesgo y enfermedades y con un alto costo para los individuos, los sistemas de salud, la sociedad y los gobiernos", precisó la experta.

Tan solo en México, de acuerdo con la última Encuesta Nacional de Salud 2018-2019, tres cuartas partes de los adultos viven con obesidad o sobrepeso.

La nutrióloga Alicia Ramírez Huerta señaló que, a diferencia de lo que se piensa, la obesidad no está relacionada con la nutrición. "No es solo lo que comemos, es un padecimiento mucho más complejo", dijo.

Agregó que se debe llevar un tratamiento continuo, pero para ello se necesita evaluar al paciente "su edad, su género, pero también si tiene algún otro tipo de enfermedad y con base en eso hacer un plan que debe ser llevadero".

Afirmó que muchas veces las dietas no funcionan porque se genera que el paciente pase periodos de hambre y evite alimentos considerados como "prohibidos".

"Se debe tener una alimentación suficiente, variada y que se adecue a sus posibilidades económicas", apuntó.

Precisó que es indispensable cuidar el consumo de azúcar refinada, el exceso de grasas, de sal "todo se puede consumir pero no en exceso", insistió.

Artículos Relacionados

+ Artículos