Bolivia.com La Paz Sábado, 26 / Ene / 2019

Razones por las cuales no pierdes peso

Llevas semanas haciendo dieta y practicando ejercicio regularmente, y ¿nada?. Esto no es normal, a menos que tengas ciertos hábitos que te impidan alcanzar tu objetivo. 

Estas razones te ayudarán a lograr tu objetivo. Foto: Shutterstock.
Estas razones te ayudarán a lograr tu objetivo. Foto: Shutterstock.

Esto le sucede a mucha gente, se pone a dieta y empiezan una rutina de ejercicios para perder peso y pasan los días y nada, ni un gramo. O después de perder los primeros kilos el cuerpo se estanca. Todo es cuestión de analizar el tipo de dieta y los hábitos diarios, seguro que algo está fallando.

Te puede interesar: Tés que debes tomar después de comer

Primero, hay que pensar en que si no pierdo peso es porque gasto menos energía que la que ingiero, así que una de dos, o nos estamos pasando con la comida o no hacemos suficiente ejercicio físico.

Seguir una dieta es muy relativo, porque podemos tener una ensalada para comer, y luego a la ensalada le adicionamos salsa, aguacate, aceite, aceitunas y las calorías se disparan. Lo mismo sucede con otros alimentos, pues no se trata de comer ese alimento la cantidad que queramos, sino de una forma moderada, y eso suele fallar en muchas dietas.

Come porciones pequeñas, es decir, elige un plato pequeño, cucharas más chicas, incluso cocina con la sartén pequeña. Te dará la sensación de que te has comido un plato y ya tienes que parar. A veces engañar la mente es una buena estrategia para lograr el objetivo. La idea no es restringir ningún grupo de alimentos, solamente comer lo justo y necesario. Si empezamos a quitar alimentos el cuerpo tendrá deficiencias y tenderá a almacenar más energía haciendo más lento el metabolismo y almacenando más grasa. Más que ponerse a dieta hay que saber “aprender a comer bien”, introduciendo todos los alimentos y en su justa medida.

Come lento y sin prisa, ayudarás a tu aparato digestivo a hacer la digestión mejor e introducirás menos calorías por minuto. Se dice que la sensación de saciedad comienza a la media hora de empezar a comer, así que cuanto más lento vayas comiendo menos habrás introducido hasta esa media hora.

Otro causante es saltarse las comidas. Lo mejor para perder peso es hacer 5 comidas al día, y no pienses que es mucho, no significa comer hasta reventar en cada comida, sino lo necesario para que no haya oscilaciones de glucosa y nos de esa sensación de hambre canina que nos hará comer más de lo debido.

También solemos fallar en la manera de cocinar los alimentos. No es lo mismo tomar una patata hervida que una patata frita, las calorías se triplican. Aprender a cocinar sano también es un pilar fundamental para que la dieta funcione. Cocinar al horno, al vapor, hervido y al microondas pueden ayudarte mucho a reducir calorías en los plato.

La compra de alimentos es otro punto importante. Planificar y hacer una buena lista donde no falten alimentos: hortalizas, verduras, fruta, carne, pescado, legumbres y pasta. Haz la lista de los alimentos con la pirámide nutricional al lado, así sabrás qué alimentos tienes que comprar en mayor cantidad y los que apenas deben tocar la cesta de la compra.

Foto: Shutterstock.

¿Está seguro que haces ejercicio?, caminar durante 20 minutos a paso de tortuga no es suficiente. Hay que tomarse en serio la parte del ejercicio, ya que será la que más calorías nos hará perder. Elige un ejercicio aeróbico que te guste y practícalo 3-4 veces por semana, sin prisa pero sin pausa y subiendo cada vez más el grado de dificultad. Esto te hará perder 300-400 calorías por sesión. 

Otro punto en el que fallamos mucho, es dormir menos de 5 horas. Descansar es uno de los grandes placeres de la vida y dormir menos de 5 horas altera las hormonas digestivas responsables de controlar el hambre y el sentimiento de saciedad. Los adultos deben dormir 7 horas diarias, pero si estás a dieta trata de que sean 8 para que organismo esté tan descansado que en lo único en lo que se concentre sea perder peso.

Por último, no olvides que la dieta incluye los fines de semana. Si estás haciendo dieta de lunes a viernes en la tarde, y luego cenas en exceso, no lograrás perder peso.

Una dieta debe ser un plan de alimentación balanceado, donde no te quedes con hambre y aprendas a comer todos los alimentos sin excederte. Esto sigue aplicando si es sábado o domingo.

Sabemos que el fin de semana es un momento complicado y lleno de tentaciones alimenticias. Puedes darte permiso de comer un poco más de lo normal, pero no te comas todo el restaurante, y si vas a cenar con tu novio comiendo hamburguesas, come una ensalada a medio día y trata de que la cena sea temprano.

Es bueno que para ver la efectividad o tu objetivo realizado, lleves un registro del deporte que haces. Por cada vez que hagas una sesión de deporte, tacha un día del calendario, al acabar el mes tiene que haber más cruces que huecos en blanco.

Y si aún así, lo has probado todo y nada te funciona, como siempre, recomendamos ir a un especialista. El médico o nutricionista es la persona que mejor te puede aconsejar para la pérdida de peso, ya que estudiará tus características y te dará una solución personalizada.

Mary Mora Escamilla - Bolivia.com