Reseña      Perfiles    Calles y plazas     Museo Litoral      Amargo mar


Amargo Mar
Una visión distinta de la tragedia de 1879

La película boliviana Amargo Mar, estrenada en 1984,  se constituye en un análisis político histórico  de  quienes  fueron los protagonistas de  la Guerra del Pacífico.

Fue realizada  como producto de aproximadamente  cinco años de investigación , en la que participaron los historiadores:  Fernando Cajías , Roberto Flores y Edgar Oblitas.

El equipo de investigación hizo un estudio cuidadoso de  todo el material bibliográfico publicado en Bolivia, Perú y Chile, referido a este conflicto bélico.

Desde el momento que fue exhibida en las  salas de cine  desató polémica, ya que la  versión que relata  no coincide con la  que sostienen  los libros de historia oficial.

Se constituye en  una propuesta que busca respuestas al por qué perdimos el Litoral  y quienes fueron los responsables  de este  momento trágico para el país.

"Creo que   la historia oficial refleja  una posición muy clara de lo que era la oligarquía de ese entonces", dijo  Antonio Eguino, director  de la película y actual Viceministro  de Cultura.

La  historia que relata  está basada en varios libros   como la "Historia Secreta de la Guerra del Pacífico", "La Quinta División" , "La Gran Traición"    y "Guano, Salitre y Sangre"; aunque no  coincide con las conclusiones finales   del último título.

La tesis de la película muestra  que Hilarión  Daza no era tan villano como lo pintan , ya que tuvo  momentos de gran heroísmo y Narciso Campero tuvo un  grado de responsabilidad muy grande", manifestó Eguino.

Aclaró que  esto no quiere decir  que  la Guerra del Pacífico tiene un culpable  como se quiso hacer entender. Añadió  que la culpabilidad recae en todos los bolivianos, porque  Antofagasta era  un territorio marítimo  abandonado, donde no existía  presencia gubernamental,  militar, ni jurídica.

"La película refleja un lado diferente de lo que fue la Guerra del Pacífico  y contribuyó  para que los historiadores e investigadores tengan otro punto de vista  y se enseñe la historia con una lectura crítica y un pensamiento abierto ,porque la historia está hecha por hombres, que tienen subjetividad e intereses" sostuvo  Eguino.

El elenco estuvo conformado por 40 actores  y  alrededor de 3.000 extras, que personifican a los protagonistas   de la historia  real, entre los que destacan  los ex presidentes Hilarión Daza y Narciso Campero.

También se observa personajes creados, pero que están inspirados en  hechos históricos, como el papel  de Manuel Dávalos -personaje principal de la película- y la mujer chapaca que se convierte  en su compañera de campaña, interpretado por la cantante  Enriqueta Ulloa.

 Para finalizar  Eguino  explicó que el relato  no hace referencia a Eduardo Abaroa -héroe más importante de esta guerra-, porque la película está hecha bajo parámetros de rigor histórico, que demuestran que  el heroísmo de este personaje lo conocieron los bolivianos  mucho tiempo después de la guerra, a través de una crónica del historiador chileno Benjamín  Vicuña , quien resalta  en uno de sus libros el heroísmo de un ciudadano boliviano que cayó  en combate  en Calama.

 


Especial elaborado por el departamento de prensa de Bolivia.com

Jefe de Prensa: Fernando Cabezas
Fuente de Fotografías: Bolivia.com
Diseño Gráfico y Programación: Maria Luisa Uriona

prensabolivia@interlatin.com

Bolivia.com  Derechos Reservados 2001