Fiestas Tradicionales
Semana Santa en Moxos | Todos Santos en los Andes | Alasitas y el Ekeko | Gran Poder | Anata Aymara | Carnaval en Santa Cruz | Carnaval en Cochabamba | Carnaval en La Paz | Caranaval en Beni | Carnaval en Sucre | Carnaval en Pando | Carnaval de Oruro | Carnaval de Tarija | Carnaval Potosí | Phujllay |
____________________________________________________________________________________________________


Carnaval en La Paz, fiesta de los Chukutas

Por Walter Zavala Ayllón

Seguramente una de las expresiones folklóricas más antiguas del país es el Carnaval de La Paz, sobre el cual, lamentablemente, es poco lo que se ha escrito. Sin embargo, esa poca tinta expresa la inmensa riqueza de la fiesta de las frutas, el agua y la alegría.

Uno de los escritores que mayores luces da sobre el pasado de esta fiesta, (igual de importante que Todos Santos), es el costumbrista Antonio Paredes Candia: los artesanos hasta 1930, más o menos, participaban en los desfiles carnavalescos con orquestas de guitarras, charangos, mandolinas y concertinas, integraban comparsas de disfrazados para cuya organización se reunían en la casa de uno de los componentes, generalmente en la del elegido presidente de la comparsa, y un mes antes escogían disfraz, título y "nombraban madrinas" entre sus amistades.

El día sábado desde muy temprano, algunos disfrazados - casi todos niños - recorrían las calles jugando con matasuegras. En los talleres artesanales y fábricas, los trabajadores adelantaban la Ch'alla, y buena parte del carnaval, después del mediodía sabatino.

La mañana del domingo por el paseo de El Prado se hacía el Corso Infantil. Los padres de esmeran en el disfraz de sus hijos por los premios honoríficos de la Alcaldía, y presentaban cuadros alegóricos o disfraces sumamente caros y lujosos. Este día representa el verdadero comienzo del carnaval.

Después del corso -dice Paredes Candia- las gentes disfrazadas se dirigían al lugar de la concentración para la entrada del carnaval. Allí, las comparsas desfilan en carros adornados de flores o alegorías y los disfrazados bailaban al son de orquestas de instrumentos autóctonos. Los obreros reunidos por oficios, ingresaban ejecutando guitarras, mandolinas, concertinas y flautas.

EL PEPINO

La entrada del carnaval era presidida por un camión de la Alcaldía adornado de flores, en cuyo lugar prominente se encuentra un pepino sentado en un sillón, representando al rey de la fiesta.

Se intercalaban en esta parte del desfile los grupos de los carpinteros, zapateros, o de oficio conocido, que llevaban casi igual disfraz, pero que se diferencian por la orquesta que les acompaña; conjunto de guitarras, mandolinas, concertinas, quenas y flautas.

Antes de que se implantara la prohibición, el lunes comenzada, sin distinción de clases sociales, la diversión con agua y harina. Antiguamente se jugaba con harina, agua y chisguetes, la harina era empaquetada en pequeños tubos de papel de seda, muy taqueados que al tocar el cuerpo, con el impulso que eran arrojados, estallaban con fuerza.

Durante la tarde las comparsas visitaban a las madrinas, quienes las recibían con bebida y comida con relación a su economía. Allí bailaban con las amistades de la madrina que ya les esperaban y se divertían una hora o dos, tomando en cuenta el entusiasmo con que fueron recibidas.

Martes.- Día de Ch'alla de los domicilios particulares con serpentina, confites y mixtura. El consumo de bebidas alcohólicas acompaña siempre la celebración y se hacen peticiones de buena salud, bienestar económico o de índole particular, como que la casa no tenga desperfectos durante el próximo año o que no suba el alquiler, si es que se trata de inquilinos.

En los talleres grandes o pequeños, negocios, tiendas, instrumentos, viviendas y casas en construcción, se realizaba también la ch'alla, adornando todo como las casas para que la prosperidad colme de bienestar a sus propietarios y dependientes.

La "tineja" era el obsequio que hacía el dueño de una fábrica o taller a los obreros de su dependencia en agradecimiento a su trabajo, el martes de carnaval. Generalmente consistía en un paquete conteniendo confites, serpentina, mixtura, coca y cualquier licor cuando no era vino. En algunos casos daban su equivalente en dinero.

El miércoles estaba destinado para los paseos en el campo o sea el comienzo de los tradicionales aptapis (día de campo). La reunión se llevaba a cabo por decisión y entusiasmo con que cada uno de los concurrentes ponía la especie que le designaban; unos contribuían con vino, otros con pisco, el caldo, humintas, ajíes, en fin, todos llevaban su cuota de licores y alimentos que realzaban la diversión y el juego de la romaza o los bailes. Se retiraban a la casa de uno de los asistentes, donde continuaban el baile hasta el amanecer.

Otras familias hacían un corto viaje a las haciendas de Calacoto, Seguencoma, Irpavi y otras localidades camino de Río Abajo.

Antiguamente, el último acto del carnaval se realizaba el miércoles de ceniza cuando las comparsas regresaban del campo bailando e ingresaban a la plaza Murillo para luego, después de una vuelta, continuar su camino hacia la casa donde se terminaba la fiesta.

Sábado y domingo.- Estos días son llamados de "tentación"; la gente se despedía del carnaval bailando y bebiendo hasta lo máximo.

El domingo se efectuaba "la salida", que empezaba en sentido contrario al de "la entrada de carnaval" y consistía en llevar muy pocas mascaritas, vestiduras rotozas, simular un desfile triste dando a entender el final del carnaval.

CARNAVAL HOY

Después de un breve ocaso, el carnaval paceño está volviendo a brillar. Su Pepino, algo olvidado, ha retornado con fuerza luego de una intensa promoción oficial y vecinal.

La migración rural ha contribuido además a engrandecer la figura del Chuta, personaje mestizo que protagoniza el carnaval en los barrios populares, mercados, tambos y otros sitios periféricos. El Chuta es algo así como el descendiente del pongo, que oficiaba de sirviente en las haciendas y casas de los terratenientes de antaño. La misma vestimenta del personaje carnavalero es una mejorada estilización de las ropas del pongo aymara.

El Corso Infantil también ha recobrado su color y alegría con una entrada el sábado por la mañana. La otrora mermada Farándula del domingo de carnaval tiene un aire renovado, aunque aún falta mucho para darle a esta fiesta el realce que merece.

Al Corso Infantil y la Farándula del domingo se ha sumado recientemente la entrada folklórica del J'iska Anata, el lunes de carnaval. Las carnestolendas paceñas son cerradas con la multitudinaria entrada de chutas y el entierro del Pepino el domingo de tentación.

 

Ingrese al nuevo sitio del Viceministerio de culturas en: www.culturasdebolivia.gob.bo

Sitio web desarrollado y mantenido por
Bolivia.com  Derechos Reservados 2002