Bolivia.com
R E L I G I O S O S

Un Hombre cansado de vagar y sin tener que comer o donde alojarse decidió disfrazarse de novicia (monja) y pedir entrada a un convento. La madre superiora por supuesto le dijo que no tenían más cuartos, que si quería ingresar al convento debería dormir con las demás novicias, por supuesto ellas se turnarían cada noche!
El hombre sin otra alternativa aceptó y así empezó a pasar de cuarto en cuarto todas las noches, las monjas bien contentas y fascinadas comentaban que bueno era dormir con la nueva novicia.
La madre superiora muy curiosa invitó a la nueva novicia a su recamara y muy disgustada al siguiente día reunió a todas las novicias y les dijo:
"Lo siento hermanas mías pero en el claustro se ha introducido un hombre", por eso ahora les pido que se formen en una fila y cuando yo vaya pasando y señalándolas se levantan el hábito y me dicen el nombre.
El hombre aterrado sin saber su destino esperó que todas las monjas dijeran su nombre, pues empezaron:
Sor Amelia y se levantó el hábito
Sor Maria y se levantó el hábito
Sor Juliana y se levantó el hábito
Y cuando le tocó el turno al hombre dijo
SOR PRESA!!!!!!!!!!!!! y se levantó el hábito
ja ja ja ja ja
De: Karina2cool4U@aol.com

  ADVERTENCIA: El contenido de algunos de los chistes listados en nuestras secciones son para mayores de edad .
 
Envía aquí tu chiste