Bolivia.com La Paz Martes, 20 / Ago / 2019

Menor denunció a su padrastro Policía por abuso sexual

La menor se encuentra en un centro de acogida porque no se sabe del paradero de su verdadero padre y la madre apoya al agresor.

La madre está a favor del agresor que abuso de su hija. Foto: ShutterStock.
La madre está a favor del agresor que abuso de su hija. Foto: ShutterStock.

Una menor de 13 años quedó desamparada luego de denunciar a su padrastro, quien es Policía, por abuso sexual. 

Inicialmente, en abril del año en curso, la Defensoría de la Niñez y Adolescencia (DNA) de Cochabamba tomó el proceso y, ahora solo es seguido por una fundación, ya que la madre y la familia de la menor apoyan al uniformado, quien además sigue trabajando con normalidad en la institución. 

El delegado de la Defensoría del Pueblo, Nelson Cox, señaló que la niña fue víctima de abuso sexual en reiteradas ocasiones por parte de su padrastro. La pareja del agresor, madre de la víctima, sabe de los reiterativos toques impúdicos y, en lugar de realizar la denuncia, decidió guardar silencio.

De acuerdo con la denuncia realizada, los maestros de la pequeña notaron los cambios conductuales de la menor, por lo que declararon a la Defensoría de la Niñez y Adolescencia (DNA), institución que después abandonó el caso. 

"El funcionario policial se apersona a instalaciones de la Defensoría de la Niñez y amenaza a los funcionarios, les advierte que, si continúan con el proceso, él iniciaría una demanda y proceso contra los funcionarios municipales", explicó Nelson Cox.

Te puede interesar: Un hombre de la tercera edad va a la cárcel por feminicidio

La Asesoría Legal de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia (DNA) investiga al acusado, identificado como Virgilio C. E., para continuar con la denuncia en su contra ante el Comando Departamental de la Policía.

"La niña está en estado de abandono, toda la familia de la madre apoya al policía agresor. La madre no cree en las declaraciones de su hija; es más, la apunta como mentirosa", manifestó Cox.

El agresor en diferentes oportunidades y a través de varios procedimientos legales trata de frenar el avance de este proceso. 

Actualmente, la menor se encuentra en un centro de acogida y solo recibe el apoyo de la Fundación una Brisa de Esperanza (FUBE), luego de que la DNA abandonara el caso por las denuncias vertidas por el acusado.

Además, en estos momentos no existe un proceso disciplinario contra Virgilio C. E., dado que la Fiscalía Policial investiga faltas disciplinarias y no delitos penales.

¿Quedará en la impunidad este caso?

También puedes leer: Un profesor boliviano se lanza por la ventana tras saber que iría a prisión

Mary Mora Escamilla - Bolivia.com