Bolivia.com La Paz Lunes, 18 / Nov / 2019

Murillo advierte que continúan las detenciones de personas que estén alterando el orden en el país

Las autoridades lamentan que los dirigentes del MAS estén alterando el caos en el país. 

Continúa crisis en Bolivia, una semana después de la renuncia de Evo Morales. Foto: EFE
Continúa crisis en Bolivia, una semana después de la renuncia de Evo Morales. Foto: EFE

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, adivirtió este lunes 18 de noviembre, que las detenciones de las personas que siguen hostigando a la población con cercos y bloqueos, continuarán siendo detenidas.

"Puede haber 100 detenidos esta tarde también porque hay gente que está hostigando, y vamos a seguir deteniendo a gente que está hostigando, después no vengan a decirme no estaba haciendo nada", dijo Murillo en rueda de prensa en Cochabamba.

Te puede interesar: Regresan los cuatro médicos cubanos que estaban detenidos en Bolivia

Resaltanto la labor que esta cumpliendo él, en orden del Gobierno Interino del país, señaló que su objetivo está en reestablecer el orden y la paz en el país, cuidando a la población.

"Aunque sea dejando mi vida en el intento", expresó Murillo, dejando claro que está dispuesto a todo con tal de retomar la tranquilidad en el país, y esperar con calma las nuevas elecciones que se están programando.

 

Desde el 23 de octubre hasta el 16 de noviembre, se han registrado unos 1.112 detenciones en las protestas que llevan tomándose las calles de las principales ciudades del país, desde el pasado 20 de octubre.

Bolivia pasa por una crisis social y política desde el momento en que Evo Morales resultó victorioso para un cuarto mandato, y cuando parecía que al irse el país todo iba a mejorar, tras su renuncia el pasado 10 de noviembre las cosas empeoraron, pues sus seguidores y detractores no paran de enfrentarse.

Los afines al Movimiento Al Socialismo (MAS), fueron unos de los grupos que reactivaron las protestas exigiendo el regreso de Morales, quien reveló que aún mantiene contacto con el MAS desde México, país que le ofreció asilo, lo que la Presidenta Jeanine Áñez condenó.

En los últimos días han denunciado a dirigentes y legisladores del MAS sobre pago a grupos movilizados para generar el caos y la violencia, así lo señaló la líder indígena Gabina Condori Nina.

"He tenido a mi familia secuestrada durante ocho días, en la selva, y nadie me ha doblegado, ahora que mi familia está a buen recaudo puedo trabajar con mayor tranquilidad", expresó Murillo.

Linda Yicela Hernández Sánchez - Bolivia.com