Por: Sofía Brañez • Bolivia.com

Cinco mineros pierden la vida a causa de un deslizamiento de tierra, fueron rescatados por comunarios

Las investigaciones siguen su curso y las causas de muerte aún no han sido identificadas oficialmente. Se presume que estaban trabajando en búsqueda de oro en Cocapata y los atrapó un deslizamiento de tierra.

Actualización
Comunarios de Cocapata a punto de enterrar a os cuerpos. Foto: Youtube
Comunarios de Cocapata a punto de enterrar a os cuerpos. Foto: Youtube

Las investigaciones siguen su curso y las causas de muerte aún no han sido identificadas oficialmente. Se presume que estaban trabajando en búsqueda de oro en Cocapata y los atrapó un deslizamiento de tierra.

El pasado miércoles cinco mineros perdieron la vida luego de quedar sepultados, como consecuencia de un deslizamiento de tierra que hubo en el lugar donde trabajaban en la comunidad de Huajchamayu de Cocapara en el departamento de Cochabamba.

Los cinco hombres eran miembros de una cooperativa minera aurífera y fue el comandante regional de la Policía de Quillacollo, Gilmar Quilla, quien infromó del trágico accidente y dijo que sucedió mientras los trabajadores extraían oro a orillas de un río donde luego quedaron atrapados.

Otros trabajadores y personas cercanas al lugar, utilizaron palas mecánicas con intención de rescatar a los mineros y cuando lo hiciceron, se dieron cuenta de que no habían signos vitales en ninguna de las personas sepultadas.

Se informó por medio del personal médico del Centro de Salud de Falsuri, que el fatídico hecho sucedió al promeidar la media noche y se le hizo conocer del suceso a la Policía del Valle Bajo de manera inmediata.

Los efectivos policiales se dirigieron a Huajchamayu, donde confirmaron la muerte de cinco mineros, cuatro de ellos oscilaban entre los 20 y 30 años y uno de 40 años.

Familiares de las víctimas y comunarios evitaron que los investigadores que llegaron al lugar realizaran el levantamiento de los cadáveres para su debido traslado al Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) de Coña Coña. En este lugar es donde se debían realizar las autopsias para finalmente establecer las causas de muerte, pero al menos cien personas impidieron que suceda.

“Nos impidieron hacer ese trabajo de investigación (levantamiento legal de los cuerpos y posterior autopsia), pero esto no termina aquí y vamos a seguir investigando”, informó Gilmar Quilla.

Finalmente, el día de ayer, jeves, fueron enterrados los cuerpos de los cinco mineros que perdieron la vida al tratar de salir de la mina de oro.

Artículos Relacionados

+ Artículos