Por: Micaela Sanjines Ordóñez • Bolivia.com

Bomberos forestales logran sofocar los incendios en Santa Cruz

Las autoridades explicaron que los incendios ya no representan un riesgo, sin embargo se continuará con los trabajos para controlar el desastre.

Los bomberos continúan trabajando para evitar más incendios. Foto: Unsplash
Los bomberos continúan trabajando para evitar más incendios. Foto: Unsplash

Las autoridades explicaron que los incendios ya no representan un riesgo, sin embargo se continuará con los trabajos para controlar el desastre.

Desde el Viceministerio de Defensa Civil se dio a conocer el trabajo que se lleva a cabo para sofocar los incendios en el Municipio de Concepción y el Municipio Autónomo Keremba Yambae, desde esta cartera de Estado ambos incendios están controlados y ya no representan un peligro.

El trabajo para sofocar los focos de calor se llevó a cabo de la mano del Viceministerio de Defensa Civil, los Bomberos forestales que son parte de las Fuerzas Armadas y los Gobiernos municipales.

El viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, explicó que se utilizaran helicópteros para llegar con mayor facilidad al municipio de Concepción y a la vez realizar un patrullaje aéreo, con la finalidad de determinar que sectores necesitan mayor apoyo para combatir el fuego.

La autoridad también explicó que cuatro municipios se han declarado en situación de desastre: San Rafael, Charagua, San Matias y Kereimba Iyambae. Anteriormente el municipio de San Ignacio de Velasco también fue declarado en emergencia. Actualmente todos estos municipios reciben apoyo para evitar nuevos incendios o la propagación de los mismos.

En ese sentido desde el Gobierno Nacional dieron a conocer datos sobre los incendios forestales. En total desde enero hasta la fecha 299.503 hectáreas fueron afectadas por más de 9 mil focos de calor en comparación con los 64.726 que se produjeron el año pasado en el mismo periodo y los 45.770 de la gestión 2020. La mayoría de estos incendios se reportaron en el departamento de Santa Cruz y Beni.

Las autoridades explicaron que si bien la época de ‘chaqueos’, finalizó es probable que siga realizándose esta actividad de manera ilegal, por lo que aun existiría riesgo de que se continúen incendios de gran magnitud. Es así que exhortaron a la población a parar con las quemas. 

Recordemos que en el año 2019 los incendios forestales fueron devastadores, el fuego arrasó al menos seis millones de hectáreas en Bolivia. Este desastre fue considerado uno de los más graves de los últimos 10 años El incendio se localizó en las regiones tropicales del bosque Chiquitano, la Amazonia boliviana y el Pantanal occidental, que afectó a poblaciones como Roboré, Puerto Busch y San Ignacio de Velasco  
 

Artículos Relacionados

+ Artículos