Bolivia.com La Paz Sábado, 10 / Nov / 2018

Lustrabotas en Bolivia: ¿por qué se tapan la cara?

Aunque no son vándalos, aquellos que se ganan la vida lustrando los zapatos de las demás personas, en Bolivia, se colocan estas prendas mientras trabajan. 

SIGUENOS EN:

Google News
Bolivia.com - Actualidad
Bolivia.com - Actualidad

En muchas partes del mundo, el simple hecho de tomar un pasamontañas y ponérselo con el fin de tapar de su rostro, ya se considera como un símbolo de insurgencia, vandalismo y, en algunas ocasiones, terrorismo.

Sin embargo, según su origen, esta prenda originalmente conocida como balaclava sirvió para proteger del frío a los soldados ingleses durante la épica Batalla de Crimea, contra el ejército ruso en el siglo XIX.

Por ende, el pasamontañas fue, en un principio, un símbolo de guerra y valentía, que ayudó a proteger del indolente clima a todo un ejército. Ahora bien, con el tiempo se le fue dando la connotación con la que hoy se conoce.

Por supuesto, a dicho significado ayudó el uso de los guerrilleros latinoamericanos durante el siglo XX, en países como México, Cuba y Colombia.

Pero, en Bolivia, surgió un significado diferente en relación con esta prenda, así como una duda alrededor de la misma: ¿por qué los lustrabotas del país usan pasamontañas durante su labor?

Fuente: Twitter/@Iberarchivos

Una máscara de dolor

En el territorio boliviano, específicamente, en ciudades como La Paz y El Alto, se les puede ver a los lustrabotas con sus rostros tapados, como si estuviesen escondiendo algo o, aún peor, de alguien.

La revista ‘El Bulletin de l’Institut Français d’Études Andines’ publicó en 2013 un artículo relacionado con este tema. ‘Los chicos lustra calzados de La Paz: el uso del pasamontañas como forma de máscara y símbolo de identidad’, escrito por Antonella Scarnecchia y Robin Cavagnoud, busca explicar la forma en la que el uso del pasamontañas simboliza una representación cultural detrás de lo que se puede considerar como una máscara.

“Entre el concepto de identidad y de máscara existen fuertes correlaciones y analogías: la identidad puede plasmarse en una máscara, usada de forma estratégica y circunstancial, y la máscara puede al mismo tiempo crear una identidad momentánea, con la cual un individuo busca esconderse o revelarse”, explica el artículo.

A esta definición, se le suma el criterio del sociólogo boliviano Óscar Rocabado, quien, en entrevista con BBC, explicó que “estos son los únicos trabajadores callejeros que se tapan la cara”, y lo hacen “por discriminación, porque hay un estigma social, es un trabajo de baja calidad, a los que recurren porque no hay otra opción”.

Te puede interesar: ¿Por qué McDonald’s fracasó en Bolivia?

Una vida de soledad

Ahora bien, una cosa es la que diga el mundo académico y otra lo que digan los verdaderos protagonistas de esta historia: los lustrabotas.

En Internet, se pueden encontrar cientos de relatos que cuentan estos personajes, en relación con su vida laboral y personal; y la mayoría coinciden es que es un mundo solo, peligroso y desconfiado.

 

Lustrabotas | Bolivia

Posted by Peter Rosales on Wednesday, February 24, 2016

“Siempre estoy ahí, nadie se preocupa de saber algo de nosotros, desconfían de aquel con el pasamontañas”, dijo uno de ellos, en palabras citadas por Pagina Siete, de Bolivia. Gónzalo (como lo ha denominado el medio de comunicación), también explica que su trabajo es símbolo de humillación, pues “mi familia sabe que lustro, pero no mis vecinos”.

Un superhéroe andino

En referencia con el alejamiento social de estas personas, el fotógrafo uruguayo Federico Estol, quien entre 2015 y 2017 realizó un reportaje gráfico de estas personas, dijo que el lustrar los zapatos “es como el trabajo más bajo de la sociedad boliviana”; aclarando que es por esto que los lustrabotas en Bolivia son discriminados “por la gente que los conoce, de su entorno, su barrio y su familia”.

Sin embargo, de acuerdo con la BBC, fue el mismo Estol quien trató de reivindicar los derechos de los, también conocidos, lustra calzado, por medio de sus fotografías. “Como ocultan su identidad, tienen sus herramientas y cumplen un bien social, ayudan a la gente, tienen todos los elementos de un superhéroe. Entonces usamos todo lo que tiene el cómic para crear una serie de fotos que los mostrara mágicos, como una fantasía (…) No los muestro lustrando, sino con una luz saliendo de ellos y a los zapatos los muestro casi como una obra de magia”, expresó el fotógrafo uruguayo al medio británico.

Entonces, cuando encuentren a una persona con una caja de madera y un pasamontañas, no lo tilden de vándalo, por el contrario, es un “superhéroe” más: oculta su dolor con una máscara, mientras que ofrece un servicio a la sociedad.

Quizás quieras ver: 

 

Así es como la mujer aymara busca hacer reconocer sus derechos en el exterior ????

Posted by Bolivia.com on Friday, November 9, 2018

 

Christopher Ramírez - Bolivia.com

SIGUENOS EN:

Google News