Por: Micaela Sanjines Ordóñez • Bolivia.com

Madre denuncia que su hijo sufrió maltrato en una guardería, las profesoras lo amarraban a una silla

La administradora del establecimiento señaló que el menor era amarrado porque era inquieto e hiperactivo.

Actualización
El hecho fue confirmado después de que la madre revisara las grabaciones de las cámaras de seguridad. Foto: Unsplash
El hecho fue confirmado después de que la madre revisara las grabaciones de las cámaras de seguridad. Foto: Unsplash

La administradora del establecimiento señaló que el menor era amarrado porque era inquieto e hiperactivo.

Este martes se conoció, a través de una denuncia pública un hecho de maltrato hacia un niño en una guardería. La madre del menor acusó a la guardería de haber maltratado a su hijo de tan solo tres años. El niño era amarrado a una silla o era tirado boca abajo amarrado con una cinta adhesiva, por los encargados del establecimiento.

Estos y otros tipos de maltrato, pudieron ser verificados por la madre del niño, después de que esta revisara las grabaciones de las cámaras de seguridad, luego de que otro niño le contara a su madre lo que las profesoras le hacían a su compañero al interior de la guardería.

“Yo me enteré mediante otra madre que a mi hijo lo amarraban con cinta scotch en su cuerpo y también se lo ponían en la boca; también me informó que la administradora había comentado que mi hijo tenía autismo leve”, dijo la madre

La madre señaló además a la Red Uno, que las profesoras del jardín de infantes amenazaban al menor con la cinta, la misma que usaban para maltratarlo.

La madre del menor señaló que la administradora del establecimiento habría aceptado lo sucedido ante el cuestionamiento de la madre del compañero que contó lo sucedido. La mujer argumentó que el menor era amarrado porque era inquieto e hiperactivo, incluso aseveró que el niño padecería de autismo leve y señaló que esa era la forma de controlarlo.

Sin embrago, ante la madre, los abusos fueron negados rotundamente, pero luego ella pudo corroborarlos a través de las grabaciones de las cámaras de seguridad.

“Yo fui a la guardería y me atendió la administradora quien se negó todo. Al día siguiente fui donde la directora y le pregunté qué pasaba con mi hijo, ¿por qué le ponían cinta en el cuerpo y la boca?”, declaró la mamá, quien cree que la directora del lugar está encubriendo a la maestra que cometió el abuso contra el menor.

Los abusos habrían ocurrido entre el 9 y el 22 de diciembre, mientras el menor asistía a un curso de verano impartido en la guardería ubicada en el segundo anillo de la avenida Piraí en la ciudad de Santa Cruz.

Debido al escándalo, el establecimiento despidió a cuatro funcionarias y dos de ellas enfrentan un proceso penal, sin embargo, se conoce que la denuncia será ampliada contra la administradora y la propietaria del establecimiento por encubrimiento.

Artículos Relacionados

+ Artículos

Actualidad • ABR 18 / 2024
Un "frío intenso" afectará a todo el país

Lo más leído en Actualidad

Lo más leído en Bolivia.com