Intervienen el orfanato donde vivía bebé muerto tras abuso

Las autoridades bolivianas intervinieron hoy el centro de acogida de menores de La Paz en el que vivía el bebé de ocho meses que este mes murió tras supuestamente ser violado en circunstancias que todavía se investigan,

La ministra boliviana de Transparencia y Lucha contra la Corrupción, Nardi Suxo. Foto: EFE
La ministra boliviana de Transparencia y Lucha contra la Corrupción, Nardi Suxo. Foto: EFE

Las autoridades bolivianas intervinieron hoy el centro de acogida de menores de La Paz en el que vivía el bebé de ocho meses que este mes murió tras supuestamente ser violado en circunstancias que todavía se investigan,

La ministra boliviana de Transparencia y Lucha contra la Corrupción, Nardi Suxo, citada por la agencia estatal ABI, anunció que se evaluará la situación de todos los niños que residen en este orfanato, dependiente de la Gobernación paceña y que ha sido denunciado por múltiples irregularidades.

Suxo indicó que se ha intervenido toda la documentación del Hogar Virgen de Fátima, incluyendo los expedientes médicos de los niños, y añadió que a los menores que allí residen se les practicará un examen médico "completo".

Además, la ministra adelantó que estas medidas se aplicarán también en otros hogares de acogida de todo el país.

El caso del bebé Óscar Alexander, que murió el pasado 13 de noviembre, conmocionó a la sociedad boliviana y todavía no ha sido esclarecido.

El pequeño, hijo de padres alcohólicos, vivía en el Hogar Virgen de Fátima y fue llevado el 13 de noviembre al Hospital del Niño de la capital paceña, supuestamente tras sufrir una broncoaspiración.

En el centro hospitalario el bebé sufrió al menos una parada cardiorrespiratoria y fue reanimado por un equipo médico que decidió su traslado a otro hospital, al estar saturada la unidad de pediatría y no contar con suficientes respiradores.

Óscar Alexander murió al llegar al segundo hospital y la primera autopsia determinó que el niño había sufrido una hemorragia interna a causa de una supuesta violación.

La cuidadora del bebé en el orfanato y dos enfermeras del Hospital del Niño que lo atendieron han sido enviadas a prisión, mientras que otras cuatro personas, también personal sanitario de ese hospital, se encuentran bajo detención preventiva.

Todos están acusados de infanticidio y encubrimiento, lo que ha provocado duras protestas por parte de los profesionales médicos de La Paz, que han defendido la inocencia de los detenidos y acusan a las autoridades de utilizar a sus compañeros como chivos expiatorios.

Hasta el momento, no se han esclarecido las circunstancias en que murió el bebé ni dónde se produjo el supuesto abuso sexual, debido a las numerosas contradicciones que se han ido apareciendo en la investigación.

Según datos de la Defensoría del Pueblo boliviano, cada año se registran en Bolivia 14.000 violaciones a niños, niñas, adolescentes y mujeres, y el 34 % de los menores de edad sufre abusos sexuales antes de cumplir los 18 años. EFE

Artículos Relacionados

+ Artículos