Por: EFE • Bolivia.com

El MAS de Evo Morales inicia su congreso entre afirmaciones de unidad

El Movimiento Al Socialismo desarrolla su congreso presidido por el expresidente Evo Morales y entre afirmaciones de unidad a pesar de las tensiones internas que se han manifestado en el último tiempo.

El expresidente Evo Morales. Foto: ABI
El expresidente Evo Morales. Foto: ABI

El Movimiento Al Socialismo desarrolla su congreso presidido por el expresidente Evo Morales y entre afirmaciones de unidad a pesar de las tensiones internas que se han manifestado en el último tiempo.

El Movimiento al Socialismo (MAS), presidido por el exmandatario boliviano Evo Morales, desarrolla su congreso interno este miércoles entre afirmaciones de unidad aun cuando en el último tiempo se han manifestado algunas tensiones internas.

La sede del encuentro es la población de Lauca Ñ, en la región tropical del departamento de Cochabamba, considerada el principal bastión político del partido gobernante, que también incluye al presidente del país, Luis Arce.

"Somos un solo corazón y una sola fuerza", aseguró el excanciller boliviano Fernando Huanacuni que forma parte de una de las delegaciones que han llegado desde distintas regiones del país.

Huanacuni recalcó que en este tiempo se ha experimentado una "confabulación histórica de la derecha" con el que consideró "golpe de Estado" en la crisis política de 2019, que dio paso a once meses de Gobierno interino y, según dijo, buscó "detener" el llamado "proceso de cambio".

Hasta Lauca Ñ han llegado representaciones de organizaciones sociales populares articuladas por el Pacto de Unidad, que unifica a sectores campesinos y obreros como trabajadores mineros y petroleros además de indígenas afines al MAS.

En la mañana de este miércoles las comisiones de recepción realizaron la acreditación de los diferentes sectores y algunos entregaron presentes a Morales, en su condición de presidente de esa organización política.

El congreso del MAS, que finalmente se desarrolla tras una suspensión por la tercera ola de contagios de la pandemia, tiene la finalidad de adecuar sus estatutos a las normas del ente electoral nacional junto a ajustes disciplinarios contra el "transfugio y la traición" de sus militantes.

Los hechos que se produjeron en 2019 y 2020 tras la renuncia de Morales a la Presidencia y el periodo en el que estuvo al frente del país el Gobierno interino alentaron dentro del MAS debates internos sobre la necesidad o no de renovación, así como las críticas hacia ex altos mandos del partido que dejaron Bolivia o solicitaron asilo en embajadas.

En distintas declaraciones a los medios, Morales aseguró que quienes piden renovación hacen el juego a la "derecha" y que lo que en verdad se necesita es reafirmar la unidad del llamado "instrumento político".

Morales también se ha referido a la posibilidad de aplicar sanciones contra los militantes "indisciplinados", desde la remoción de los considerados "infiltrados" hasta la advertencia de quitar las plazas parlamentarias a aquellos que no guarden la conducta partidaria.

Justamente, algunos de los casos más emblemáticos de alejamientos del partido de Gobierno fueron los de la expresidenta del Senado y actual alcaldesa de El Alto, Eva Copa, además del exsenador Omar Aguilar.

Ambos han cuestionado el rol de Morales y su entorno próximo por conductas durante la crisis de 2019, por no permanecer en el país en momentos críticos, así como por decisiones unilaterales o "dedazos" que le atribuyeron para imponer candidaturas en los comicios subnacionales. 

Artículos Relacionados

+ Artículos