Bolivia.com La Paz Viernes, 19 / Dic / 2014

El Montículo y Las Flaviadas son patrimonio paceño

El Gobierno Municipal de La Paz declaró a todo el entorno como Patrimonio Cultural Inmaterial de La Paz. La entrega de la restauración del arco y la fuente de Neptuno será en un acto previsto para este viernes 19.

El Montículo y Las Flaviadas son patrimonio paceño
Arco del Montículo. Foto:GAMLP

La Oficialía Mayor de Culturas ha concluido la intervención al área patrimonial del Montículo con el objetivo de recuperar y restablecer mediante procesos de consolidación y restauración, la estabilidad estructural y estética  de la portada de piedra que data de 1776,  la Fuente de Neptuno y el arreglo de otros sectores que han sufrido daño por actos vandálicos.

Las obras y la declaratoria al Montículo como Patrimonio Histórico, Cultural y Paisajístico de la ciudad de La Paz, serán entregadas a la ciudadanía este viernes 19 en un acto previsto para las 19 horas  y contará con la presencia de autoridades municipales y la ambientación musical del Quinteto de Bronces.

La intervención municipal al arco que perteneció al Seminario Conciliar San Gerónimo y trasladada a este sector a principios de los años 40; a la Fuente de Neptuno, elaborada en mármol de carrara en 1928, emplazada primero en El Prado y luego en el Montículo, también en la década del 40, además de las   barandas de fierro forjado, una banca original, bardas perimetrales con balaustras debido a un deterioro provocado, fue supervisado por la Dirección de Patrimonio Cultural y Natural del municipio.

"Cada uno de los componentes del montículo incluida la Parroquia de la Inmaculada Concepción, nos recuerda que detrás de toda reliquia patrimonial podemos descubrir importantes vestigios de nuestra historia que edifican y fortalecen la memoria colectiva paceña. Cada capítulo plasmado en la historia, como el deslizamiento de 1582 que diera origen al mirador, los procesos de urbanización que marcaron hito y el inicio del siglo XX, cada una de las leyendas contadas y escuchadas, y las historias que todo/a paceño/a vivió en este lugar, hace que El Montículo se convierta en un lugar de especial significado no sólo para la zona de Sopocachi sino también para la misma ciudad de La Paz", señaló la Directora de Patrimonio Cultural y Natural, Ximena Pacheco.

El trabajo contempló la limpieza con técnicas de restauración y consolidación para este tipo de bienes patrimoniales. El propósito fue recuperar la imagen original y la escala a través de dos fosas perimetrales que ahora protegen el tradicional arco. La señalética que explica los procesos históricos que dieron vida al barrio de Sopocachi, es parte del proyecto educativo impulsado por la Dirección de Patrimonio Cultural y Natural.

En el caso de la escultura de Neptuno la restauración consistió en la reposición de la mano que sostenía el tridente con materiales similares al mármol de carrara.

Las Flaviadas

En el espacio urbano es importante tomar en cuenta a los hombres y mujeres que desde lugares emblemáticos han aportado en la construcción de la ciudad. Este es el caso de Don Flavio Machicado  Viscarra, creador de Las Flaviadas, un escenario donde se difunde, sábado tras sábado desde 1938 la música clásica universal y la música nacional, con el único interés  de compartir y difundir su pasión por la música.

Esta actividad que ha mantenido vigencia a través de los años, guarda importantes tesoros documentales, fonográficos y obras de arte que se acumularon hasta ahora y forman parte de la memoria viva de la zona de Sopocachi, por lo que se declaró a Las Flaviadas como Patrimonio Cultural Inmaterial de la ciudad de La Paz debido a la larga tradición en la difusión de la música universal y nacional. La documentación oficial será entregada este viernes 19.

Tradición paceña

El parque mirador de "El Montículo", por su topografía se constituye también en un mirador estratégicamente ubicado, desde el cual se permite observar parte de Sopocachi y el área sur de la ciudad.

El diseño del parque responde a las condiciones topográficas, que le permitieron generar en la explanada "casi circular" varios recorridos escénicos en los que se aprecian espacios y elementos de mayor interés cultural histórico. Estamos hablando los "bienes culturales" y verdaderas obras de arte, que son patrimonio material, constituidas por la Fuente de Neptuno, la portada de piedra colonial, la espadaña neocolonial, etc  mismas que pertenecen a distintas épocas y estilos pero que forman parte del sector y por lo tanto de la memoria colectiva.

La Fuente de Neptuno ubicada en el área central el parque, es el punto  focal del sector  Esta importante obra es la representación de la escena del dios Neptuno surcando las aguas armado de un tridente y en un carro tirado por tres figuras mitológicas mitad pez, mitad equinos, llamados tritones.

Neptuno es un dios romano de las aguas, identificado por completo con el griego Poseidón; dios del mar y representado con los atributos el tridente y una cornucopia en algunos casos.La obra en su totalidad esta tallada en mármol de Carrara, y su factura es una de las mejores con que se cuenta en todo el País. Se desconocen las fechas de estas migraciones y de su data se tiene el testimonio que figura en una fotografía antigua donde figura una inscripción incisa en uno de los mármoles del barandado exterior, infelizmente en alguna época esta inscripción fue borrada, puliéndose la superficie hasta desaparecer el bajo relieve

"Sopocachi, ya no solo el de los "sueños juveniles" que el  inspirado Néstor Portocarrero retrató en el Tango Illimani, sino por sus valores artísticos, culturales, urbanísticos y de profundo significado social, (46)  se constituye en parte esencial de la construcción histórica de nuestra ciudad", señala un documento. (OMC/GAMLP)