Por: EFE • Bolivia.com

Copa Sudamericana: (4-0) Wilstermann aplasta a Guabirá y se pone a un paso de la clasificación

Wilstermann goleó a Guabirá con cuatro tantos en el estadio Félix Capriles en Cochabamba.

Actualización
En un partido reñido, Wilstermann obtuvo la victoria. Foto: EFE
En un partido reñido, Wilstermann obtuvo la victoria. Foto: EFE

Wilstermann goleó a Guabirá con cuatro tantos en el estadio Félix Capriles en Cochabamba.

El Wilstermann goleó 4-0 este jueves al Guabirá, en un duelo entre equipos bolivianos por la Copa Sudamericana, en el estadio Félix Capriles, de Cochabamba, y con ello dio un paso fundamental para acceder a la fase de grupos del torneo.

Los goles para los dirigidos por el entrenador chileno Miguel Ponce fueron conquistas de los argentinos Javier Sanguinetti ('24) y Andrés Chávez ('38), del brasileño Serginho ('54) y del boliviano Rodrigo Vargas ('91).

El inicio del partido fue modesto, con dos equipos cautos y que buscaron tantear al rival, aunque el Wilstermann empezó pronto a hilvanar su juego en torno a la sociedad del brasileño Serginho y el argentino Sanguinetti.

Justamente fue esa dupla la que provocó el primer gol tras un desborde del brasileño y una finalización de Sanguinetti tras un mal rebote de la defensa del equipo "Azucarero".

Tras la apertura de la cuenta, la dinámica no cambió ya que todo adelantamiento de la visita para buscar la igualdad fue aprovechado por los rojos de Cochabamba que explotaron los espacios que dejó el rival.

Así llegó el segundo gol, cuando Sanguinetti habilitó en un contraataque rápido con un pase de taco a su compatriota Chávez, que sentenció con un tiro cruzado.

En el segundo tiempo, el entrenador del Guabirá, el boliviano Víctor Hugo Antelo, se propuso arriesgar sacando un defensor y mandó al campo al delantero ecuatoriano Kevin Mina.

Sin embargo, la presión del "Aviador" fue insistente hasta que una falta en el área fue sentenciada por el juez paraguayo Derlis López con la pena máxima y fue Serginho el que anotó el tercer gol de la noche.

El sello para una noche soñada lo puso Vargas cuando el partido estaba a punto de expirar.

La revancha se jugará el próximo jueves en la ciudad boliviana de Montero.

Artículos Relacionados

+ Artículos