Bolivia.com La Paz Jueves, 28 / Nov / 2019

Proyecto para conservar la vida de las ranas gigantes del Titicaca

Son varios proyectos los que se han creado desde hace varios años para conservar esta especie de anfibios. 

Ranas gigantes del Lago Titicaca. Foto: Shutterstock
Ranas gigantes del Lago Titicaca. Foto: Shutterstock

¡Buenas noticias! La rana gigante del Lago Titicaca compartido entre Bolivia y Perú se reproduce en el Centro de Conservación de Anfibios Amenazados de Bolivia “Centro K´ayra”, del Museo de Historia Natural Alcide d’Orbigny, en Cochabamba.

En la Isla de la Luna, conocida también como la Isla de Coati, las ranas gigantes son 'sagradas' y por tal razón se han realizado varios proyectos para su conservación y para poder socializar las características de estas ranas que las hace tan importantes.

Te puede interesar: Probarán robot que busca vida extraterrestre

Estas ranas 'atraen la lluvia', algo muy escencial para los cultivos de habas, papa y maíz en la zona, además de ser una bendición cuando no llueve. Existe un ritual con música autóctona para haver cantar a las ranas y que así atraígan lluvia.

Los pobladores reconocen que hay muchos ispis, un pequeño pez que es muy consumido en el lugar, por lo que es fundamental en la economía del país, cuando varios de estos anfibios se encuentran en la orilla del lago.

Entre los aspectos que amenazan a esta especie, esta el cambio climático, la contaminación de las aguas y la caza para servirlas en restaurantes o jugos afrodisiacos.

El zoológico de Praga se sumo a esos proyectos que buscan la conservación de este anfibio, con el objetivo de “criarlo y mantenerlo entre cinco y diez generaciones”, ante el riesgo de que no se logre recuperar la especie en su hábitat normal.

De este modo, los checos unieron su esfuerzo para crear una "colonia de aseguramiento", a partir de veinte ejemplares adultos enviados en febrero pasado desde el Zoo de Denver (EE.UU.), primera institución del mundo en lograr reproducir a un grupo de ranas.

Ahora, se espera que en el “Centro K´ayra” estas ranas puedan reproducirse y sumar así una esperanza nueva para la conversación de su especie tan apreciada por los habitantes de esta población, y el mundo entero.

Linda Yicela Hernández Sánchez - Bolivia.com