Por: EFE • Bolivia.com

Con barbijos y pruebas covid se realiza un desfile folclórico en Bolivia

A pesar de todas las medidas dispuestas, varias de las personas que fueron a observar el paso de los bailarines no usaban mascarilla y se generó una aglomeración.

Se trata de la primera "mini" entrada o desfile folclórico que se realiza desde que la pandemia llegó a Bolivia. Foto: Pixabay
Se trata de la primera "mini" entrada o desfile folclórico que se realiza desde que la pandemia llegó a Bolivia. Foto: Pixabay

A pesar de todas las medidas dispuestas, varias de las personas que fueron a observar el paso de los bailarines no usaban mascarilla y se generó una aglomeración.

Un desfile de danzas folclóricas en honor a la Virgen del Carmen tomó este viernes las calles de la ciudad boliviana de El Alto, en medio de la realización de pruebas de la COVID-19 a los bailarines, el uso de mascarillas y la restricción de la venta de bebidas alcohólicas.

Se trata de la primera "mini" entrada o desfile folclórico que se realiza desde que la pandemia de la COVID-19 llegó a Bolivia en marzo del año pasado y que cuenta con el aval de la alcaldesa de esa urbe, Eva Copa.

Este desfile se realiza en honor a la virgen del Carmen, la "patrona" de La Paz, región que este viernes conmemora los 212 años de su gesta libertaria contra la corona española.

Las autoridades locales dieron permiso para que participen de este desfile un decena de fraternidades y que cada una cuente con hasta 50 bailarines, ya que usualmente esta entrada es masiva con centenares de danzarines.

La alcaldesa Copa dispuso una "ley seca" que prohíbe la venta y el consumo de bebidas alcohólicas por esta jornada, también estableció como requisito la presentación del certificado de vacunación y la realización de pruebas antígeno nasal a los músicos y bailarines antes de participar en la entrada.

El desfile

La jornada comenzó con una misa en la parroquia Santa María de Los Ángeles de El Alto, ciudad contigua a La Paz, y luego se realizó una procesión llevando la imagen de la Virgen del Carmen.

Las calles por donde iba a pasar el desfile en la zona 16 de Julio fueron cerradas y fumigadas, mientras las personas se iban aglomerando para ver el paso de los danzarines, ya que este viernes es festivo en la región.

Muchos de los bailarines, luciendo sus vistosos trajes folclóricos, hacían fila en los puntos autorizados para realizarse la prueba antígeno nasal.

Pasado el mediodía, las fraternidades comenzaron a hacer su paso por las calles utilizando barbijo o las mascarillas transparentes para evitar el contagio de la COVID-19.

En esta ocasión se presentaron danzas como la morenada, la kullawada, la moseñada, los caporales y el tinku, mostrando en muchos casos sus coloridos trajes, las máscaras y las joyas.

"A pesar de la pandemia seguimos con las tradiciones de Bolivia bailando y cuidándonos", dijo a Efe Lotrin Masias, una de las bailarinas de moseñada.

Agregó que tiene un poco de "miedo" de participar en medio de una pandemia, pero que ha tomado todas las medidas necesarias para evitar un contagio.

De la misma manera, Javier Arias, otro de los bailarines, expresó a Efe que con estas fiestas también se ayuda a reactivar el movimiento económico y que a su vez  se toman todas las medidas de bioseguridad.

A pesar de todas las medidas dispuestas, varias de las personas que fueron a observar el paso de los bailarines no usaban mascarilla y se generó una aglomeración.

Luego de que la decena de fraternidades bailara con mucha emoción, se procedió a desalojar del lugar a las personas que fueron a ver el desfile y comenzaron a fumigar nuevamente las calles.

Bolivia vive la tercera ola de la COVID-19 que está en plena desescalada, aunque las autoridades del Gobierno de Luis Arce advirtieron de una posible cuarta ola.

+ Artículos