Por: Redacción Vida Sana • Bolivia.com

Oración a la Virgen María Auxiliadora para pedir por un milagro

Si es tu caso, pídela sin cesar y con total confianza aquello que te resulta imposible de conseguir por tus propios medios. 

Poderosa oración para pedir con devoción. Foto: Shutterstock
Poderosa oración para pedir con devoción. Foto: Shutterstock

Si es tu caso, pídela sin cesar y con total confianza aquello que te resulta imposible de conseguir por tus propios medios. 

La Virgen María bajo el título de María Auxiliadora, el cual significa "María, Auxilio de los cristianos" es el mejor auxilio que podemos desear si nos encontramos en una situación complicada. 

En 1862, san Juan Bosco manifestó a todos aquellos que lo seguían y que se encontraban a su alrededor que era necesario construir una iglesia para honrar a la Virgen María, "corren unos tiempos tan tristes que ciertamente necesitamos que la Santísima Virgen nos auxilie para conservar y defender la fe cristiana", se puede leer en las memorias de San Juan Bosco.

Es por esta razón que, hoy queremos enseñarte una poderosa oración que puede ayudarte en esta solicitud, compartida por el portal 'Oraciones a la Virgen'. Si es tu caso, pídela sin cesar y con total confianza aquello que te resulta imposible de conseguir por tus propios medios

Oración para pedir un milagro

¡Oh Madre nuestra Auxiliadora, oh purísima, dulce y bella Virgen María!, que con amor despliegas tus favores hacia nosotros y diariamente obras sinfín de milagros y prodigios para que no tengamos que sufrir por las dificultades. Tú que nos miras desde el Cielo afectuosamente escucha a tus hijos que imploran tu Santo auxilio, asístenos y danos el consuelo que ansiamos para que nos veamos libres de nuestras preocupaciones.

Celestial Señora colmada de misericordia y ternura, a Ti que todo poder se te ha dado sobre los Cielos y tierra tómanos bajo tu protección y haznos partícipes de tu muy eficaz y poderosa intercesión para que prontamente consigamos del Señor la ayuda que pedimos con humildad.

En este tiempo que estoy librando una dura batalla y mis fuerzas empiezan a flaquear, Señora mía, dame tu caridad, Tú eres mi esperanza, ayúdame ahora que me siento tan triste y necesitado-a y preciso salir de tanto infortunio y desesperación.

Aparta de mí todo lo que dificulta mis caminos y haz que pueda recuperar la tranquilidad y vuelva a mí la tranquilidad y la alegría de vivir, llena mi hogar, mi familia, de cosas buenas, que no carezcamos de salud, amor, trabajo, prosperidad, derrama en mí tus bendiciones, obra un milagro, y concédeme por favor vea cumplida mi difícil petición: (pedir con mucha fe lo que se desea conseguir).

Virgen Santísima, muy confiadamente y con mucho fervor solicito tu asistencia para que me hagas llegar tu auxilio, te suplico con todo mi ser seas mi intermediaria, ante el excelso trono del Dios de la misericordia, y me consigas de su bondad y clemencia lo que con humildad  he pedido en esta oración sé que auxiliado-a por Ti y por tu Divino Hijo se acabaran mis angustias y desesperanzas y todo lo que me agobia y daña desaparecerá.

¡Oh María Auxiliadora que brille sobre nosotros tu poder!, te ofrecemos nuestro  corazón con todo su amor, acepta nuestro sincero agradecimiento por todo lo que con generosidad nos das, por todo lo que pones a nuestro alcance para aliviarnos y cuanto antes haces que llegue a nuestras vidas.

Pide a tu Hijo perdone mis desaciertos, mis faltas y errores yo me esforzare en enmendarlos y no volver a caer en ellos, y Tú Madre Santísima ampárame y protégeme, defiéndeme de los enemigos del alma y cuerpo y haz que siempre tenga auxilio y refugio en tu Corazón. Así sea.

Artículos Relacionados

+ Artículos

Vida y Estilo • NOV 18 / 2022
Coqueluche: Todo sobre la vacuna pentavalente

Lo más leído en Vida Sana

Lo más leído en Bolivia.com