Por: Con información de Lumen • Bolivia.com

Hábitos saludables, claves para afrontar el teletrabajo

Es el momento de mantener hábitos saludables para poder afrontar de la mejor manera el trabajo en la pandemia sin desmotivarse.

Hábitos saludables para tener en el teletrabajo. Foto: Pexels
Hábitos saludables para tener en el teletrabajo. Foto: Pexels

Es el momento de mantener hábitos saludables para poder afrontar de la mejor manera el trabajo en la pandemia sin desmotivarse.

Al principio, trabajar en forma remota puede parecer un sueño hecho realidad. Sin embargo, al cabo de un tiempo, los desafíos se tornan totalmente reales; y es que, aunque trabajar de forma remota puede tener numerosos beneficios, los retos a veces hacen que tener una jornada laboral exitosa parezca imposible. Es por esta razón que la experta Jen Brister, gerente de marketing integrado de una reconocida plataforma de tecnología empresarial.

Desconéctate después del trabajo

Al trabajar en el mismo lugar donde vives, puede resultarte difícil desconectarte al finalizar la jornada laboral, pues la extiendes a una cantidad de horas poco saludables que interfieren con tu vida personal; por eso, debes programar actividades para el final del día, tales como ir al gimnasio, preparar la cena o hacer las compras. Esto romperá el hechizo de sentarte frente a tu computadora y te ayudará a levantarte y a continuar el resto del día.

Crea un cartel de "no molestar" para tu oficina en casa

Si tienes problemas con tu familia durante las llamadas importantes de trabajo, crea una señal para mostrarles cuándo realmente no te pueden interrumpir y así diferenciar estas situaciones de otras en las que sí estás abierto a una charla o un descanso; si no tienes una oficina en casa, puedes configurar una señal como usar sus auriculares o encender una luz en particular.

Usa horarios de trabajo centrales con tu equipo

Cuando trabajas de forma remota, es posible que tengas un equipo que esté distribuido por todo el país. Si hay varios de ustedes en diferentes zonas horarias, entonces puede ser necesario crear horarios de trabajo centrales, así todos estarán trabajando al mismo tiempo, sin importar en qué huso horario se encuentre cada colaborador. 

Procura no llevar tu trabajo a la cama. Foto: Pexels
Procura no llevar tu trabajo a la cama. Foto: Pexels

Sigue una rutina

Las rutinas pueden permitirte levantarte y ponerte en marcha todos los días con un poco más de facilidad; debes irte a dormir y levantarte a la misma hora todos los días, además, crea una rutina saludable cada mañana. Desayunar a la misma hora en las mañanas, ducharte y vestirte antes del trabajo contribuye a encarar cada día de forma renovada.

Cuenta con un plan de backup tecnológico

Ya sea que se trate de un corte de Internet, un problema de energía o con su computadora, un plan de backup tecnológico puede mantenerte en funciones cuando se presenten los desafíos. Tener un lugar establecido a dónde acudir para usar Internet es imprescindible cuando se trabaja desde casa, así como un número de soporte técnico.

Fija un horario para la pausa del café con tus compañeros

Sentirte distante de tus compañeros de trabajo puede hacer que te sientas desconectado de tu equipo; algo que puede ayudarte es programar cada dos semanas una conferencia de 30 minutos para hacer una pausa y tomarse un café con su equipo, así conversarán sobre cualquier tema que no esté relacionado con el trabajo.

Procura mantenerte activo durante la jornada de trabajo

Levántate y muévete para tener un cuerpo y una mente saludable; puedes programar una alarma en su teléfono o computadora para recordártelo. Estar sentado frente a la PC demasiado tiempo puede crear problemas de espalda, fatiga visual y fatiga mental.

Adopta una actitud positiva

Cuando lidiamos con un aluvión constante de correos electrónicos, mensajes instantáneos y mensajes de texto, a veces perdemos el sentido de las cosas, y podemos interpretar que otra persona ha reaccionado de manera negativa ante un comentario. Aprender a pensar positivamente sobre estas interacciones y darte cuenta de que podemos haber leído mal un mensaje es clave para mantener comunicaciones alentadoras y reflexivas con tus compañeros de trabajo.

+ Artículos