Por: Redacción Vida Sana, con información de Monodual • Bolivia.com

Aumentan las incapacidades laborales causadas por dolor lumbar crónico en Bolivia

En Bolivia, un gran porcentaje de los dolores crónicos en pacientes están asociados a molestias osteomusculares, entre ellas, se destacan los dolores en articulaciones.

Con el teletrabajo, aumentaron las incapacidades causadas por dolor lumbar crónico. Foto: Shutterstock
Con el teletrabajo, aumentaron las incapacidades causadas por dolor lumbar crónico. Foto: Shutterstock

En Bolivia, un gran porcentaje de los dolores crónicos en pacientes están asociados a molestias osteomusculares, entre ellas, se destacan los dolores en articulaciones.

A diferencia de las molestias ocasionadas por dolor agudo, cuya sensación es temporal y permanece por días o semanas, las afecciones producidas por dolor crónico pueden extenderse por meses o años.

En Bolivia, un gran porcentaje de los dolores crónicos en pacientes están asociados a molestias osteomusculares, entre ellas, se destacan los dolores en articulaciones de brazos, piernas y lumbares

Sobre este último, un especialista señala que el dolor lumbar crónico es la principal causa, hoy en día, de incapacidades laborales en Bolivia y en varios países del mundo. 

"Desde el inicio de la pandemia he tenido un incremento del 800 al 1000% de las consultas por dolor lumbar" asegura el especialista.

Este dato es importante ya que dicha variación se relaciona directamente con los cambios en las dinámicas laborales y la masiva adopción del teletrabajo.

¿Por qué se produce?

Aunque el dolor lumbar crónico puede tener distintos orígenes como contracturas musculares, desviaciones de la columna vertebral (escoliosis), enfermedades inflamatorias como la artritis y algunos tipos de cáncer, el 85% de los pacientes tienen lo que los especialistas denominan dolor de espalda no específico, es decir, que no tiene origen físico claro

 

Sin embargo, los expertos en salud asocian cada vez con más frecuencia este tipo de molestias a factores ocupacionales, sedentarismo, posturas inadecuadas, estrés y cargas emocionales que incrementan el riesgo.

"Sin duda las personas más afectadas son quienes permanecen sentadas por jornadas muy extensas y las que someten la espalda a vibraciones, principalmente conductores de carro o moto. Otro grupo es liderado por las mamás, quienes ahora dedican mucho más tiempo a cuidar a los recién nacidos y niños pequeños que antes estaban en el jardín y ahora están en casa, haciendo esfuerzos al levantarlos inclinando su espalda sin doblar las rodillas", puntualiza.

"El dolor lumbar es una enfermedad de salud pública con un alto impacto en la economía del país, de las empresas y de las familias. Hay pacientes que pueden tener de 3 a 6 meses de incapacidad y llegan a una zona de peligro en la que las indicaciones para la extensión indeterminada de la incapacidad no son claras ni factibles; aún sin tolerar condiciones para trabajar, medicina laboral no logra diagnosticarlos como discapacitados para pensionarlos de por vida y muchos terminan abandonando sus empleos", indicó.

¿Cómo evitar el dolor lumbar?

  • Llevar una rutina sana: mantenerse activo, hacer ejercicio, evitar fumar y llevar una dieta balanceada, permitirá mantener un peso adecuado y contribuirá al manejo del estrés.
  • Mantener una postura correcta: con el tronco erguido y los hombros atrás. Si está sentado, procurar que su espalda descanse en el respaldo de la silla. 
  • Hacer pausas de la silla durante el día (idealmente cada 40 minutos), hacer estiramientos  y cambiar de postura con frecuencia.
  • Asegurarse de tener una postura recta de su espalda en caso de que levante y transporte peso, para que el esfuerzo no se haga con los músculos de la espalda.

Por último, especialistas en el tema señalan la importancia de acudir al médico al momento de presentar alguna molestia o dolor prolongado

"Un tratamiento inadecuado puede contribuir a que el dolor se vuelva crónico, dificultando el movimiento y generando complicaciones graves para la salud".