Bolivia.com La Paz Lunes, 02 / Dic / 2019

El caso de un narco en Bolivia añade un nuevo episodio de "telenovela"

Montenegro, de mediana edad y constitución corpulenta, acusa también al coronel Maximiliano Dávila, de estar al servicio del entonces presidente del país.

Pedro Montenegro sería extraditado a Brasil. Foto: ABI.
Pedro Montenegro sería extraditado a Brasil. Foto: ABI.

El caso de Pedro Montenegro, procesado por narcotráfico en Bolivia, añadió este viernes un nuevo episodio a lo que él mismo califica como una "telenovela", con su salida de prisión con rumbo desconocido entre un fuerte dispositivo policial, del que ni tenía constancia su propio abogado.

Montenegro salió la mañana del viernes 29 de noviembre, hora local de la prisión de Palmasola en Santa Cruz, hasta un aeropuerto secundario de esta ciudad boliviana, con las cámaras de varias televisiones en vivo.

Un helicóptero despegó después del aeropuerto de El Trompillo, en el que se cree que iba el procesado hacia La Paz para tramitar su extradición hacia Brasil, donde es reclamado por un caso de narcotráfico, o directamente hacia algún punto de la extensa frontera de Bolivia con el país vecino.

El abogado de Montenegro, Ariel Góngora, acudió primero al penal, donde se encontró con que "de manera sorpresiva" ya se lo habían llevado, para dirigirse después a El Trompilo.

Allí leyó ante los medios una carta redactada ante notario por su defendido, en la que califica de "telenovela" todo lo que rodeó su detención en mayo pasado, su procesamiento en Bolivia y su posible extradición.

"He decidido voluntariamente ir a someterme a la Justicia de Brasil", asegura en la carta, por no confiar en la de Bolivia, donde denuncia una "injerencia política" del anterior Gobierno de Evo Morales.

Montenegro, de mediana edad y constitución corpulenta, acusa también al que fuera responsable de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico en Bolivia, coronel Maximiliano Dávila, de estar al servicio del entonces presidente del país.

"No soy cantante", advierte a quienes esperan que en Brasil pueda "cantar" o declarar para perjudicar a alguien en venganza por "todo este show", en el que considera que es usado "como trofeo del actual Gobierno", presidido de forma interina por Jeanine Áñez.

Te puede interesar: El narcotraficante Pedro Montenegro fue detenido

El abogado aseguró que el Gobierno de Áñez sacó a su cliente de la cárcel posiblemente para extraditarlo sin esperar a una serie de trámites en Bolivia, porque sabía que "no iba a ser viable" la entrega a Brasil.

Góngora afirmó que había realizado una serie de acciones ante la embajada de Brasil, el Tribunal Supremo y la Fiscalía General del Estado de Bolivia en amparo de su defendido, ante lo que calificó como una actuación "arbitraria e ilegal" del Gobierno.

El caso Montenegro está rodeado de episodios controvertidos desde antes de su entrega en mayo pasado en Santa Cruz, según las autoridades bolivianas al verse sin escapatoria, o voluntaria de acuerdo a la versión del procesado.

Unas fotos suyas con mandos policiales llevaron a prisión de forma preventiva a altos cargos de la Policía Boliviana en esta región, por supuestas irregularidades como el haber eludido una orden de captura emitida en 2015 por Brasil por un caso de envío de 1,3 toneladas de cocaína desde este país a Europa.

El Gobierno interino de Bolivia anunció la semana pasada la extradición de Pedro Montenegro y otros trece procesados, tras advertir de que tuvo que recuperar los procesos porque las solicitudes de Brasil no figuraban en registros oficiales.

"Hubo gente que estuvo protegiendo al narcotráfico", alertó entonces el ministro interino de Gobierno (Interior), Arturo Murillo.

Con información de EFE - Bolivia.com