Bolivia.com La Paz Viernes, 28 / Jun / 2019

La relación con Estados Unidos caldea el ambiente electoral en Bolivia

Hace más de una década, Bolivia y Estados Unidos cortaron sus relaciones diplomáticas a nivel de embajadores manteniéndolas únicamente en el rango de sus encargados de negocios

SIGUENOS EN:

Google News
Bolivia.com - Actualidad
Bolivia.com - Actualidad

La relación de Bolivia con Estados Unidos en materia económica y de lucha antidrogas se convirtió este viernes en un tema que ha crispado el ambiente electoral del país entre dos de las principales candidaturas a la Presidencia.

El candidato por la alianza Comunidad Ciudadana, el expresidente Carlos Mesa, propuso la "reanudación plena y total de las relaciones diplomáticas" de Bolivia con Estados Unidos durante una entrevista el jueves con la radio El Deber de Santa Cruz.

En esa comparecencia, Mesa (2003-2005) acusó al Gobierno del presidente Evo Morales de haber "ideologizado negativamente relaciones exteriores".

"Dónde se ha visto una relación internacional, de un país pequeño como Bolivia, donde (se diga) eres mi amigo o eres mi enemigo ideológico y por lo tanto si eres mi enemigo ideológico no te doy ninguna opción de comerciar conmigo", cuestionó Mesa.

Te puede interesar: Perú busca asesoría de Bolivia para implementar un teleférico

Estas declaraciones merecieron este viernes la respuesta de la presidenta del Senado, la oficialista Adriana Salvatierra, quien aseguró que Mesa "desconoce absolutamente" la realidad económica del país.

Según Salvatierra, las exportaciones bolivianas a Estados Unidos durante la gestión de Mesa tuvieron un tope de 354 millones de dólares, frente a los 964 millones que se lograron en 2017, bajo el Gobierno de Evo Morales.

También sostuvo que Bolivia ha mantenido relaciones diplomáticas de respeto y de no intromisión con distintos países y mencionó las recientes reuniones binacionales con Paraguay y Perú, con cuyos Gobiernos no necesariamente existe una afinidad ideológica.

Hace más de una década que Bolivia y Estados Unidos cortaron sus relaciones diplomáticas a nivel de embajadores manteniéndolas únicamente en el rango de sus encargados de negocios.

En 2008, Morales expulsó al entonces embajador estadounidense en Bolivia, Philip Golberg, al que acusó de conspirar contra su Gobierno, además de apoyar y financiar a sus opositores ocasionando una respuesta similar de la Administración estadounidense.

Esto implicó también que Estados Unidos sacara a Bolivia del acuerdo de preferencias arancelarias ATPDEA, que premiaba los esfuerzos antinarcóticos de los países andinos con exportaciones libres de impuestos.

En noviembre de 2008, Morales también expulsó a la Administración para el Control de Drogas estadounidense (DEA, en inglés) y en 2013 echó a la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid, en inglés).

Sobre la lucha antidrogas, Mesa planteó la necesidad de la definición de "una estrategia común y regional" que sea interlocución a las políticas de Europa y Estados Unidos, aunque se mostró en desacuerdo con un hipotético regreso de la DEA a Bolivia.

Además, Salvatierra consideró que la propuesta de Mesa para promover "relaciones plenas" con Estados Unidas y descartar al mismo tiempo a la DEA en la lucha contra el narcotráfico es una de sus "incoherencias".

Mesa es el candidato de oposición que, según las encuestas, tiene más posibilidades de disputar la presidencia del país a Evo Morales en las elecciones generales del próximo 20 de octubre.

Mary Mora Escamilla, con información de EFE - Bolivia.com

SIGUENOS EN:

Google News