Por: EFE • Bolivia.com

Bolivia fija su censo nacional para el 16 de noviembre de 2022

El Gobierno anunció que la fecha para la realización del Censo de Población y vivienda es el 16 de noviembre de 2022 y contará con una financiación externa del Banco Mundial.

El gabinete de ministros aprobó el Decreto Supremo que declara prioridad nacional al Censo. Foto: ABI
El gabinete de ministros aprobó el Decreto Supremo que declara prioridad nacional al Censo. Foto: ABI

El Gobierno anunció que la fecha para la realización del Censo de Población y vivienda es el 16 de noviembre de 2022 y contará con una financiación externa del Banco Mundial.

El Gobierno boliviano anunció este miércoles que la fecha de realización del Censo de Población y Vivienda es el 16 de noviembre de 2022 y que contará con una financiación externa del Banco Mundial (BM). 

En una rueda de prensa en La Paz, la ministra de Planificación, Gabriela Mendoza, informó sobre el decreto aprobado esta jornada por el gabinete de ministros que establece "todas las acciones necesarias" para la toma de una "fotografía clara de la realidad pública" del país. 

Mendoza mencionó que la gestión presupuestaria "se encuentra asegurada" y que esta prevé un "financiamiento externo" con el BM, aunque no dio detalles del dinero que demandará la actividad.

El censo se desarrollará en tres etapas -antes, durante y después de la jornada de empadronamiento- y tendrá en la actualización cartográfica una de las tareas más importantes, precisó la ministra. 

Mendoza aseveró que el censo "es de prioridad nacional" ya que permitirá "diseñar de mejor manera" por la siguiente década la planificación de políticas públicas que se van a implementar. 

"Después de la fecha del empadronamiento, aproximadamente es un año lo que tarda el Instituto Nacional de Estadística (INE) para producir la estadística oficial", expresó. 

"Nuestro Gobierno, como comprometió, garantiza el financiamiento y respaldo institucional para realizar el Censo Nacional en noviembre 2022", escribió en Twitter el presiente boliviano, Luis Arce, sobre la medida que declara "prioridad nacional" al censo del año próximo. 

Los censos que estrictamente abordaron cuestiones de población y vivienda se realizaron en 1976, 1992, 2001 y 2012, aunque antes también hubo algunas consultas que fueron recuentos de habitantes con algunos datos sobre la naturaleza económica y social, según el INE. 

En abril pasado, el INE abrió la posibilidad de que el empadronamiento se realice recién en 2024, algo que provocó la protesta de los representantes de varias regiones del país que consideraron de que la consulta debía realizarse lo antes posible. 

Inicialmente se justificó ese posible rezago por un supuesto descuido en esas gestiones del Gobierno interino de la expresidenta Jeanine Áñez. 

El censo es considerado fundamental porque además determinará aspectos como la redistribución de recursos a gobernaciones y municipios, así como el margen de representación política en el Parlamento de cara a los comicios de 2025, según han manifestado algunos representantes de la oposición. 

Justamente, una de las mayores expectativas provienen de Santa Cruz, la región más grande y poblada, considerada el motor económico del país, que en los últimos años ha encabezado la demanda de un nuevo pacto fiscal y pretende una mayor representación política parlamentaria. 

El censo de 2012, que es el más reciente, demandó un costo de unos 55 millones de dólares y se desarrolló también mediante un préstamo del BM y estableció que Bolivia tenía una población 10.059.856 habitantes. 

Actualmente, según datos del INE sobre población a abril de este año, Bolivia supera los 11,8 millones. 

TAGS: Censo

Artículos Relacionados

+ Artículos