Por: Sofía Brañez • Bolivia.com

Detienen a dos policías que dejaron escapar a un colombiano el día del triple asesinato en Porongo

“Mientras sus camaradas se encontraban perdiendo la vida, ellos estaban protegiendo a un ciudadano de nacionalidad extranjera”, reprochó el ministro de Gobierno, respecto al accionar de los uniformados detenidos.

Eduardo Del Castillo, Ministro de Gobierno en una conferencia de prensa. Foto: Facebook
Eduardo Del Castillo, Ministro de Gobierno en una conferencia de prensa. Foto: Facebook

“Mientras sus camaradas se encontraban perdiendo la vida, ellos estaban protegiendo a un ciudadano de nacionalidad extranjera”, reprochó el ministro de Gobierno, respecto al accionar de los uniformados detenidos.

Dos oficiales de la Policía Boliviana fueron aprehendidos ya que se los acusa de haber ayudadoa escapar a un colombiano que tenía que ver con el triple asesinato de policías en Porongo el martes pasado. Ambos uniformados detenidos custodiaban el retén del Puerto Méndez y dejaron escapar a John Walter Tibaduiza por la tranca de Montero.

Eduardo Del Castillo, quien es ministro de Gobierno, ha indicado que las investigaciones del asesinato de los tres uniformados en Porongo siguen en curso y que el principal sospechoso sigue siendo el beniano, Misael Nallar.

El ministro también confirmó que los dos policías detenidos fueron trasladados hasta las dependencias del Ministerio Público de Santa Cruz para poder testificar acerca de los hechos.

De esta manera, los dos policías fueron llevados a dependencias del Ministerio Público, en Santa Cruz, para que pudieran brindar sus relatos. La autoridad gubernamental también indicó que cuatro de ocho uniformados que estaban encargados del control de la tranca estaban en servicio ese martes.

Se acusa a los dos policías de haber ayudado con el escape del colombiano y que esto se logró una vez que el extranjero les pagó al menos 6.000 dólares para que lo ayudaran.

El prófugo logró llegar hasta su natal Colombia y es desde ahí que Tibaduiza contó a medios bolivianos que los uniformados lo interceptaron mientras él se trasladaba en un transporte público y en la requisa le pidieron sus documentos, revisaron su teléfono móvil y le "sacaron" dinero.

Según el relato del colombiano, los dos oficiales le dijeron “Ya sabemos que no tiene nada que ver. Ahora no lo queremos ver y se va de mi país”, indicando que lo acusaron injustamente y le cobraron dinero abusando de su calidad de autoridades.

El ministro Del Castillo también recalcó que los dos efectivos deberían haber interrogado al ciudadano extranjero para saber los motivos por los que se encontraba justamente en esa ruta cerca de los hechos. 

“Mientras sus camaradas se encontraban perdiendo la vida, ellos estaban protegiendo a un ciudadano de nacionalidad extranjera”, reprochó.

Artículos Relacionados

+ Artículos