Por: Micaela Sanjines Ordóñez • Bolivia.com

En el mensaje presidencial por el aniversario patrio, el primer mandatario, Luis Arce, aseguró que "hay intereses internos y externos para desestabilizar el gobierno"

El mandatario aprovecho el discurso para llamar a la unidad del pueblo boliviano. 

Actualización
Luis Arce y David Choquehuanca. Foto: ABI
Luis Arce y David Choquehuanca. Foto: ABI

El mandatario aprovecho el discurso para llamar a la unidad del pueblo boliviano. 

El presidente, Luis Arce Catacora, en el discurso por los 197 años de independencia de Bolivia, hizo un repaso a su gestión que inició en 2020, y advirtió de las amenazas que se ciernen contra su gobierno.

“Desde nuestra patria, que hoy conmemora su aniversario independentista, también debemos reflexionar profundamente desterrando los intereses de pequeños grupos y las peleas fratricidas”, dijo Arce.

“Hay intereses internos y externos para desestabilizar nuestro gobierno democráticamente electo, así que no podemos perder de vista la unidad del pueblo como condición indispensable para avanzar” 

Por esta razón aprovecho al discurso y convocó a la unidad. Explicó que esta es una condición indispensable para avanzar como país y llegar a ser un referente a nivel internacional de crecimiento económico y de justicia social.

“En este momento de la historia, cuando el mundo está en turbulencia es con trabajo diario, solidaridad irrenunciable, imaginación e iniciativa permanente de diálogo como vamos a enfrentar estas dificultades”, aseguró Arce en alusión a los esfuerzos por consolidar los logros en materia económica en medio de la crisis internacional.

Por otro lado, Arce también destacó que el país retomó la senda de la estabilidad y el crecimiento económico, con justicia social.

Finalmente, la autoridad remarcó que Bolivia posee un “gobierno democráticamente electo, del pueblo y para el pueblo”. 

El presidente llegó a la plaza 25 de Mayo, acompañado del vicepresidente David Choquehuanca y diferentes autoridades e invitados especiales. 

De igual forma, participó de una ceremonia ancestral con una ofrenda a la Pachamama y luego de la iza de la tricolor.

Los actos en Sucre, capital de Bolivia, se desarrollaron después de nueve años.

Artículos Relacionados

+ Artículos