Actualización: Lun, 08 / Jun / 2020 9:15 am
Bolivia.com La Paz Lun, 08 / Jun / 2020 8:31 am

Gobierno recuerda que la venta de sangre y plasma hiperinmune es un delito contra la salud pública

Esta semana se conocieron denuncias de intentos de venta de plasma hiperinmune sobre todo a través de las redes sociales.

SIGUENOS EN:

Google News
Está prohibida la comercialización de sangre humana o sus componentes, como el plasma hiperinmune. Foto: ABI
Está prohibida la comercialización de sangre humana o sus componentes, como el plasma hiperinmune. Foto: ABI

Las autoridades sanitarias de Bolivia advirtieron este domingo con sancionar a quienes se quieran lucrar con la venta de plasma sanguíneo hiperinmune para tratar al COVID-19 y recordaron que es un delito la comercialización de sangre humana y sus componentes.

El Ministerio de Salud difundió un comunicado en ese sentido frente a "múltiples denuncias recibidas por cobros ilegales" que pretenden hacer algunas personas que se recuperaron de la enfermedad para donar su plasma para el tratamiento de otros pacientes.

La nota recuerda que la Ley de Medicina Transfusional y Bancos de Sangre, vigente desde 1996, establece que está "terminantemente prohibida la remuneración o comercialización de sangre humana y sus componentes".

También señala que cualquier violación de lo establecido en aquella norma será tipificada y sancionada como un atentado contra la salud pública, delito penado con entre uno a diez años de prisión.

El ministerio recordó, además, que el Seguro Único de Salud cubre el coste del diagnóstico, hospitalización y tratamiento de las personas que den positivo para el COVID-19.

Esta semana se conocieron denuncias de intentos de venta de plasma hiperinmune sobre todo a través de las redes sociales.

Ante las denuncias, el diputado Amilcar Barral, de la fuerza Unidad Demócrata, anunció a los medios que junto a otros seis parlamentarios propondrán una ley para obtener "de inmediato" y de forma gratuita el plasma de quienes se recuperen de la enfermedad.

El Gobierno interino boliviano aprobó el mes pasado un protocolo para la transfusión de plasma hiperinmune con fines terapéuticos en COVID-19 bajo consentimiento informado y previo estudio para ver si la persona contagiada puede recibir ese tratamiento.

El Ministerio de Salud explicó en su momento que las mujeres embarazadas, las que estén dando de lactar o los pacientes que recibieron varias transfusiones de sangre, entre otros, no pueden recibir este plasma, mientras que los donantes deben ser mayores de edad y que no hayan presentado complicaciones.

Se han conocido algunos casos exitosos que recibieron este tratamiento, como el de un hombre de 54 años proveniente de un municipio rural paceño que el sábado recibió el alta médica tras haber permanecido 17 días en terapia intensiva en el hospital Municipal La Portada de La Paz.

El hombre, que fue el primer paciente que recibió la transfusión de plasma en ese hospital, se recuperó favorablemente y prometió que donará su plasma para ayudar a otros enfermos, informó la Alcaldía paceña en un comunicado.

Con información de EFE - Bolivia.com

SIGUENOS EN:

Google News