El Mapa de Supervivencia Infantil sitúa a Bolivia en el lugar 98 de 171 países

Uno de cada 20 menores tiene riesgo de muerte infantil, mientras que el índice de mortalidad es de 54 por cada 1.000 nacimientos.

Bolivia.com - Actualidad
Bolivia.com - Actualidad

Uno de cada 20 menores tiene riesgo de muerte infantil, mientras que el índice de mortalidad es de 54 por cada 1.000 nacimientos.

Bolivia se encuentra en el puesto 98, de un total de 171 países, en la medición del índice de mortalidad infantil en menores de 5 años, menores de 5 años con bajo peso moderado o severo, acceso a agua potable, tasa de escolarización infantil y tasa de escolarización secundaria, según el Mapa de Supervivencia Infantil 2012 publicado por Save the Children. 

El Mapa tiene en cuenta los indicadores de bienestar infantil (salud, educación y nutrición), plantea que “las tasas de desnutrición son uno de los principales frenos del progreso” y, sin embargo, afirma que en los últimos diez años los países en desarrollo han logrado reducir los índices de mortalidad infantil en más de un 30%. 

En el contexto sudamericano, Bolivia es el único país que tiene una situación poco expectable respecto de sus cifras de atención a los menores. Uno de cada 20 menores tiene riesgo de muerte infantil, mientras que el índice de mortalidad es de 54 por cada 1.000 nacimientos. En comparación con la situación del país, Argentina registra un índice de 14 muertes por cada 1.000 nacidos vivos, para Brasil y Perú es 19, mientras que para Ecuador es 20 muertes con cada 1.000 nacimientos. 

El informe sostiene que es posible reducir las cifras “invirtiendo en sectores como la educación o la salud materno-infantil”, desde los gobiernos, en los países en vías de desarrollo. Las otras cifras registradas para el país son de 4% de menores de 5 años con bajo peso moderado o severo, y el 88% de la población con acceso al agua potable. Si se considera que “un niño con desnutrición tiene hasta 10 veces más posibilidades de morir por causas que se pueden prevenir o curar que un niño bien nutrido”, el país todavía tiene que avanzar en políticas de lactancia materna y consumo de complementos alimenticios. 

Las otras cifras de Bolivia alcanzan a un 105% de tasa de escolarización primaria (superior a 100 cuando niños y/o niñas entran a la escuela más tarde de la edad oficial de ingreso o no avanzan en los cursos según lo esperado) y de 80% de escolarización secundaria. 

A pesar de esos datos, el país no se sitúa entre los diez peores para nacer ni entre los diez mejores. Islandia es el mejor país para nacer, allí pierden la vida 2 de cada 1.000 niños menores de 5 años de edad, y Somalia es el peor con una pérdida de 180 niños menores de 5 años de edad por cada 1.000. 

Los datos mundiales continúan desalentadores pues cada año, según el Mapa, 6,9 millones de niños y niñas mueren antes de cumplir los cinco años por causas que se pueden prevenir o curar, y el 43% de las muertes entre menores de cinco años sucede en el primer mes de vida. La desnutrición es la causa de más de 2,6 millones de muertes de niños y niñas menores de 5 años cada año. De los que sobreviven existen 171 millones de menores que se enfrentan a una desnutrición crónica, que retrasará su crecimiento físico y mental. 

Entre las recomendaciones de Save The Children para los gobiernos de países en desarrollo, como Bolivia, está que “establezcan políticas nacionales y objetivos específicos para reducir la desnutrición infantil; fortalezcan los programas de ‘transferencias sociales’, como las transferencias de dinero directo a las familias, como una herramienta clave para combatir el hambre y la desnutrición; y aseguren que las políticas nacionales sobre nutrición y las transferencias sociales tienen como objetivo reducir las desigualdades y el impacto desproporcionado de la desnutrición en los distintos eslabones sociales”, entre otras cosas. 

Mayor información en http://www.savethechildren.es/det_notyprensa.php?seccion=Not&id=473


Fuente: PIEB

Artículos Relacionados

+ Artículos