Por: Redacción Cine • Bolivia.com

Hombre es condenado a fusilamiento por piratear la serie de Netflix, 'El Juego del Calamar'

Las medidas tomadas en contra de las personas responsables de la piratería y su compra han generado gran repudio en las redes sociales.

'El Juego del Calamar' no ha podido verse en países como China y Corea del Norte. Foto: Filmaffinity
'El Juego del Calamar' no ha podido verse en países como China y Corea del Norte. Foto: Filmaffinity

Las medidas tomadas en contra de las personas responsables de la piratería y su compra han generado gran repudio en las redes sociales.

La plataforma de "streaming" Netflix, ha vuelto a ser tendencia gracias a la serie que se convirtió en un rotundo éxito desde su estreno en septiembre de 2021, 'El Juego del Calamar'.

La trama de la serie gira en torno a 456 personas que, desesperadas por su situación económica, compiten en una serie de misteriosos juegos infantiles de supervivencia. Quien logre la victoria, se llevará un gran premio y los perdedores, simplemente perderán la vida en el intento.

Ha sido tal el impacto que generó la serie que ha provocado polémicas por lo fuerte de su contenido y controversias para los padres a la hora de permitirles o prohibirles la cinta a sus hijos. Incluso en China y Corea del Norte han prohibido su visualización.

Y como si fuera poco, hace algunos días se conoció una escalofriante decisión por causa de la serie. El Gobierno de Corea del Norte decidió condenar a fusilamiento a un hombre que adquirió 'El Juego del Calamar' y lo comercializó ilegalmente en un instituto. 

Según la agencia Radio Free Asia (RFA), el contrabandista había obtenido copias del programa en China y se la llevó consigo a Corea del Norte, donde las habría vendido a través de unidades flash USB

Las autoridades no solo aplicaron las duras leyes del país al hombre que pirateó la serie, sino además a un estudiante que compró la USB fue condenado a cadena perpetua; otros seis estudiantes de secundaria que vieron la serie también fueron condenados a cinco años de trabajo forzado. Además, los maestros y los administradores del instituto fueron expulsados inmediatamente y enviados a trabajar en las minas como castigo.

Estas medidas han generado gran repudio en las redes sociales, con fuertes críticas hacia el régimen de Corea del Norte, liderado por Kim Jong-un.

Artículos Relacionados

+ Artículos