Bolivia.com La Paz Miércoles, 13 / Nov / 2019

Centellas y Barrios, imparables en el Mundial de Ráquetbol

Las dos promesas del ráquet siguen dejando el nombre de Bolivia en alto. 

Valeria Centellas y Angélica Barrios. Foto: Redes sociales
Valeria Centellas y Angélica Barrios. Foto: Redes sociales

Valeria Centellas y Angélica Barrios, son las dos representantes de Bolivia que se apropian de la máxima categoria del Mundial Junior de Raquet.

Una noticia que trae alegría a los deportistas bolivianos en medio de la crisis social y política que se toma el país desde el pasado 20 de octubre.

Te puede interesar: Bolivia estará presente en el Mundial Junior de Ráquetbol

Juntas volvieron a ganar contra sus rivales de Costa Rica. La cochabambina Centellas ganó en condición de invicta el grupo B de la competición, venció 15-0 y 15-1 a Aranxa Anguizola.

Por su parte, la cruceña Barrios, logró derrotar por 15-3 y 15-0 a Abigail Solano.

Centellas se ha convertido en una de las mejores jigadoras a nivel nacional de este deporte, inició su carrera cuando tenía 10 años, logrando obtener medallas de oro en torneos Mundiales Open y Junior el 2018.

En el 2017 dejó el nombre de su país en alto al conseguir la medalla de oro en los Juegos Deportivos Bolivarianos de Santa Marta, Colombia.

Debutaron en Dobles con 15-1 y 15-2 a la pareja canadiense Wilscam y Prentice.

En los octavos de final ambas esperan seguir avanzando con fuerza en el campeonato, que congrega a los mejores exponentes de esta disciplina a nivel mundial.

“Me está yendo bastante bien, gané mis partidos con bastante facilidad; sin embargo, lo que viene será más complicado y hay que estar preparada”, comentó Centellas al diario Los Tiempos.

Barrios siempre se ha considerado como “una chica que nunca se rinde”, ha confesado en diferentes entrevistas que además de practicar este deporte sueña con ser médica, rama a la que se dedican sus padres Henry Barrios y Angélica Reyes, auqnue también son aficionados al deporte.

Dio sus primeros pasos en el ráquetbol desde los ocho años; sin embargo, no era su pasión, pues guardaba el mismo gusto por varios deportes.

“Me gustan mucho los deportes, los amo, siempre me encantó practicarlos en el colegio desde que era niña. En un momento llegó el ráquetbol, pasar de un gusto a un amor único”, explicó la joven deportista a Deportes El Diario.

Redacción Deportes - Bolivia.com