Bolivia.com La Paz Viernes, 04 / Oct / 2019

En huelga y sin cobrar, la mala hora del portero Carlos Lampe en San José

La situación fue crítica cuando el club pagó un salario retrasado al grupo de futbolistas, pero sin tomar en cuenta al experimentado portero.

Carlos Lampe entró en paro porque aún no le pagan su sueldo. Foto: Twitter @Boliviaesfutbol
Carlos Lampe entró en paro porque aún no le pagan su sueldo. Foto: Twitter @Boliviaesfutbol

El arquero boliviano, Carlos Lampe pasa uno de sus peores momentos en el San José de su país, equipo enfrascado en una crisis económica hace meses, y ha decidido este viernes entrar en huelga ya que no se le ha pagado desde julio, mes en que la institución anunció su renovación.

"No he cobrado ningún sueldo desde que llegué al club, es más, le he prestado mucho dinero al club de mi bolsillo. Todo tiene un límite, la paciencia se termina", dijo Lampe a los medios al momento de asumir la decisión de no entrenarse.

El guardameta internacional de 1,92 metros lamentó que el presidente del San José de Oruro, Wilson Martínez, no haya cumplido con pagarle después de citarlo varias veces en la sede del equipo, de llamarlo y decir de que incluso iría hasta su casa para entregarle algún monto adeudado, según relató.

La situación fue crítica cuando este pasado jueves el club pagó un salario retrasado al grupo de futbolistas, pero sin tomar en cuenta al experimentado portero.

El arquero de 32 años no deja de tener cierta sensación de ingratitud por lo que pasa, puesto que, según dijo, el club que lo cobija de debe un dinero, que "es bastante", producto de un préstamo que le hizo.

Lampe, que hasta hace algunos meses era titular en la selección de Bolivia, llegó a inicios de año al San José a préstamo del Boca Juniors argentino, aunque el dueño de su ficha de actuación es el Huachipato de la primera división de Chile.

Escucha acá las principales emisoras deportivas de Bolivia

Los meses en el San José, con el que jugó la Copa Libertadores en el primer semestre y el torneo Apertura de Bolivia, no han sido del todo buenos.

La situación se complicó cuando el club anunció su continuidad para el Clausura boliviano, aunque su estreno no se ha producido a raíz de una deuda del equipo con un exjugador, que le impide poner en el campo a nuevos jugadores contratados.

Lampe no ha vuelto a jugar desde la Copa América que se disputó en Brasil a mediados de año y esa discontinuidad ha ocasionado que el entrenador de la Verde, el venezolano César Farías, no lo tome en cuenta en sus convocatorias.

La huelga de Lampe sigue a la que hace algunos días hizo el veterano delantero Carlos Saucedo, por las mismas razones.

El San José lleva varias semanas sin entrenarse como medida de protesta por los salarios adeudados de la institución con sus futbolistas y su cuerpo técnico, aunque pese a eso se ha presentado a los partidos llegando inclusive a ganar varios de ellos.

A pesar de esto, el equipo ocupa una decorosa quinta posición en el campeonato boliviano con 23 puntos en 14 partidos, a nueve del líder, el Wilstermann de Cochabamba

Con información de EFE - Bolivia.com