Bolivia.com La Paz Viernes, 15 / May / 2020

Olimpiadas: Las veces que los Juegos fueron pospuestos, cancelados o interrumpidos

Los atentados terroristas y los boicots también han formado parte de la historia de los Juegos Olímpicos.

La historia de los Juegos Olímpicos. Foto: Pixabay.
La historia de los Juegos Olímpicos. Foto: Pixabay.

Desde la inauguración de los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna, en 1896, esta cita deportiva internacional ha sido suspendida tres veces y las razones han sido bélicas, pues la organización y desarrollo de los juegos coincidieron con la Primera y la Segunda Guerra Mundial, eventos que conmocionaron a la humanidad.

Y es que desde la primera edición de los Juegos Olímpicos que se realizó en Grecia, capital de Atenas, el 6 de abril de 1896, se ha llevado a cabo esta cita cada cuatro años religiosamente en las ciudades que han sido seleccionadas por el Comité Olímpico Internacional. 

Aunque la sombra de las protestas, los atentados terroristas y los boicots también han formado parte de la historia de los Juegos Olímpicos, realmente estos juegos fueron suspendidos en sus ediciones de 1916, 1940 y 1944, debido, como ya se dijo, a las dos guerras mundiales de las que han formado parte los principales países industrializados del planeta.

Para conocer más detalles y estadísticas deportivas se puede visitar el sitio en el link vao bong88.

Alemania 1916

Desde el año 1912 se había seleccionado a la ciudad de Berlín como la sede de la VI edición de los Juegos Olímpicos a realizarse en 1916; sin embargo, el estallido de la I Guerra Mundial en 1914, obligó a los organizadores a tomar la decisión de suspenderlos.

La decisión fue muy bien vista, pues el mundo tenía toda su atención en ese conflicto bélico, también conocido como La Gran Guerra, en el que los ataques ocurrieron por aire, mar y tierra cual y que resultó ser uno de los más letales de la historia, a juzgar por el saldo de muertos: alrededor de ocho millones de víctimas militares y más de 6 millones de víctimas civiles. 

Helsinki 1940

La segunda vez que se suspendieron los Juegos Olímpicos fue en Helsinki, capital de Finlandia, en 1940, pero esa historia de negociaciones y negaciones había surgido unos años antes en Tokio, escogida inicialmente como la sede de esta edición, cuando renunció Japón, en 1938, a ser país organizador en 1938, debido a que había comenzado la guerra chino-japonesa, evento bélico que formó parte de la II Guerra Mundial.

Para ese momento, el Comité Olímpico Internacional concedió los juegos a Helsinki, pero, en mayo de 1940 fueron cancelados debido a que Finlandia era víctima de los ataques de la Unión Soviética, en el evento bélico conocido como la Guerra de Invierno, aunque ya había comenzado, en septiembre de 1939, la Segunda Guerra Mundial con la invasión de Alemania a Polonia

Londres 1944

La Segunda Guerra Mundial fue el evento bélico más importante del siglo XX, debido a las graves consecuencias que dejaron, pues se calcula en alrededor de 50 millones de personas muertas, lo que no dio oportunidad a Inglaterra, país seleccionado por el COI para la celebración de los Juegos de la XIII Olimpiada, tal como fue conocida esa edición. 

Londres había sido seleccionada en junio de 1939 como sede la los Juegos Olímpicos, pero la guerra estaba en pleno apogeo, por lo que fueron suspendidos, de manera que el COI eligió nuevamente a la capital inglesa como la sede de los Juegos para 1948 sin realizar la acostumbrada elección. 

Tokio 2020

Este año el pebetero de los Juegos Olímpicos Tokio 2020 no será encendido, y tendrá que esperar hasta el verano de 2021, tal como lo dio a conocer el COI y el gobierno de Japón en marzo pasado, y esta vez debido a una guerra diferente, la guerra contra el coronavirus, que ha desatado la mayor pandemia de los últimos años y que mantiene a la mayoría de los países con restricciones sociales. 

Aunque Japón había informado que continuaría con la organización de los Juegos, países como Australia y Canadá declararon que evitarían enviar a sus atletas a esta cita; la decisión de suspender los juegos ha sido una jugada magistral, toda vez que los mayores riesgos los corren los deportistas, que son, sin duda, los protagonistas del evento.