Por: Micaela Sanjines Ordóñez • Bolivia.com

Científicos de Estados Unidos logran convertir patas de arañas en pinzas mecánicas

Las pinzas lograron agarrar objetos grandes, delicados e inlcuso irregulares de manera firme sin dañarlos.

Actualización
Entre muchas otras acciones el robot podría hacer tareas repetitivas como clasificar o mover objetos a escalas pequeñas. Foto: Youtube Rice University
Entre muchas otras acciones el robot podría hacer tareas repetitivas como clasificar o mover objetos a escalas pequeñas. Foto: Youtube Rice University

Las pinzas lograron agarrar objetos grandes, delicados e inlcuso irregulares de manera firme sin dañarlos.

Ingenieros mecánicos de la Universidad de Rice en Estados Unidos convirtieron cadáveres de arañas en robots capaces de funcionar como pinzas mecánicas. El novedoso estudio muestra como los cadáveres de los arácnidos pueden ser utilizados como pinzas mecánicas con capacidad para agarrar objetos pesados y con formas irregulares.

Según el estudio publicado en la revista científica, Advanced Science, el descubrimiento puede abrir paso a una nueva rama de la investigación científica al que denominaron ‘necrobótica’. Esta nueva disciplina aprovecha diseños creados por la naturaleza que pueden ser complicados o incluso imposibles de replicar artificialmente y así logra fusionar la biología con la robótica.

Por ejemplo, ahora los investigadores buscan ideas de diseño en la morfología física de un animal y las implementan en sistemas complejos de ingeniería.

En ese sentido el investigador Daniel Preston explicó que esta nueva área que incluye a lo que llaman “robótica blanda” permite usar materiales que nunca antes se habían contemplado y por lo tanto anteriormente no habían sido explotados.

“La araña cae en esta línea de investigación y es algo que no se ha usado antes, pero que tiene mucho potencial”, dijo el experto.

Según los científicos, se puede manipular el movimiento de las patas de una araña lobo muerta aplicando presión en las válvulas internas, ubicadas en la cámara hidráulica de su cuerpo, conocido como prosoma, ya que las arañas a diferencia de otros animales que contraen y relajan sus músculos, estos arácnidos mueven sus extremidades que depende de la presión hidráulica de su sangre.

Este movimiento en base a la acción hidráulica da como resultado la creación de una pinza ‘necrobótica’ que se logró después de aplicar aire. Una de las formas de insertar aire es mediante una jeringa manual, inyectándola en el prosoma del arácnido.

Después de varios experimentos, se pudo evidenciar que las arañas son capaces de agarrar objetos grandes, delicados e incluso irregulares de forma firme, pero con suavidad por lo que no son dañados. Las pinzas necrobóticas, fueron capaz de levantar más del 130% de su peso.

Preston explicó que se realizaron unas mil repeticiones de apertura y cierre de las pinzas, para comprobar la duración de las extremidades de la araña, es así que descubrieron que tras los mil intentos se observaron problemas, posiblemente asociados a la deshidratación de las articulaciones del arácnido. 

El científico también señaló que, en temas de reducción de contaminación, esta es una propuesta que favorece al medio ambiente ya que los componentes, que son arañas, son naturalmente biodegradables.

Artículos Relacionados

+ Artículos

Tecnología • ABR 9 / 2024
Indígenas reclaman Galeón San José

Lo más leído en Tecnología

Lo más leído en Bolivia.com