Bolivia.com La Paz Lunes, 02 / Abr / 2018

Detalles muy simples para dar cariño a tu casa

Con estas ideas ya tienes la materia prima para darle todo el cariño a tu casa sin que la tarea se convierta en un martirio. ¡Toma nota!

Foto: Referencia/ Pixabay
Foto: Referencia/ Pixabay

Los pequeños detalles muchas veces hacen grandes diferencias. Con un mínimo esfuerzo no solo es posible cuidar tu casa, también le puedes brindar un toque de cariño que multiplica el confort, la estética y el relax que tu hogar debe tener. Para eso basta con tener en cuenta algunos de estos consejos que hoy compartimos.

Te puede interesar: ¿Cómo ganar espacio en baños pequeños?

Decorar la casa en familia  

Darle cariño a tu casa puede convertirse en una actividad integral para hacer en familia. Al mismo tiempo puedes divertirte y dejar tu hogar más lindo que nunca, como por ejemplo:

Pintando tazas y platos: Con un marcador permanente es fácil, rápido y divertido decorar platos y tazas blancas o de colores claros. Los niños disfrutan mucho este tipo de tareas y además todos contribuyen al hogar. Se pueden escribir mensajes o palabras que identifiquen a quienes las usan, dibujar emojis o cualquier motivo creativo. Cada objeto que personalices le agrega algo de ti a la casa, lo mismo para cada integrante de las familia que participe. Es una forma de convertir la vivienda en algo cada vez más nuestro. 

Reciclando envases: Primero compras una deliciosa mermelada, luego te la comes, y luego de lavar bien el envase tienes un portarretratos. ¿Cómo? Imprimes una foto familiar y la colocas en el interior del envase, le agregas una vela y tendrás un hermoso y dulce portarretrato. Sirve con cualquier envase de vidrio, es ideal para reciclar, y para jugar con los más pequeños a elegir las fotos favoritas de cada integrante de la familia.

Limpiar y jugar al mismo tiempo: La tarea de renovar la casa no tiene por qué ser tediosa. Se vuelve divertida de muchas formas, y una de ellas es jugar a caminar por todas las habitaciones con una bolsa o una caja en la mano, y la regla del juego es encontrar al menos un objeto que pueda ser descartado. Cualquier objeto roto, que no recordabas que tenías, que ya no te guste tanto como antes, o en completo desuso y abandono es un perfecto candidato a irse.

Lo que entra y lo que sale: Anímate a comprar algo nuevo para la casa, pero con la condición de que al mismo tiempo te deshagas de algo viejo. La regla es sencilla y muy divertida, además no es necesario entrar en grandes gastos, basta con un regalar un cojín viejo y comprar uno que lo reemplace, o renovar algunos adornos de un mueble. También sirve reambientar el baño con nuevas toallas o darle un aire fresco a los artículos de tocador.

Para dejar de postergar

Hay tareas que con solo pensarlas nos dan tanta pereza que las agendamos para otro día, y otro, y otro más, y al final nunca las hacemos (o sí, pero de mala gana porque ya son impostergables). La principal razón por las que no hacemos las cosas es por el tiempo que nos llevará hacerlas, que por lo general es más del que estamos dispuestos a invertir en ello. Para evitar todo eso, piensa en lo que te costó comprar o alquilar tu inmueble y seguro de inmediato te olvidas de descuidarla. Bromas aparte, estos tips seguro te facilitarán la vida hogareña para darle cariño a tu casa sin perder el impulso por el camino:

Criterios de orden y funcionalidad para ahorrarte trabajo en el futuro: Uno de ellos es no mezclar las cosas al momento de guardarlas. Los objetos de un mismo tipo deben ir todos juntos, así es más rápido encontrarlos y más difícil perderlos.  Otro es adoptar el hábito de que cada mueble tenga una función específica. Si la mesa es para comer, merendar y reunirse con amigos y familia, no dejes allí las llaves o el control remoto. Una silla es para sentarse, no la uses como depósito de ropa, y tu escritorio es para trabajar o estudiar, no para dejar tazas olvidadas donde alguna vez tomaste café.

Aprovecha el tiempo muerto: Ese momento que tarda el café en hacerse  lo puedes usar para ordenar una estantería. O mientras esperas que tus alimentos estén prontos para convertirse en cena, puedes pasar la aspiradora en una habitación. El minuto y medio que tarda el microondas en calentar un plato que antes estaba en la heladera se puede usar para sacar la ropa sucia del entorno y ponerla de una buena vez en el lavarropa.

Calendario anti desgano: Puede ser un mes o solo una semana, lo que importa es que te plantees la idea de que cada día te deshagas de algo inútil en tu casa. Solo una cosa por día. Es apenas un minuto o menos, y en el corto plazo te ahorrarás mucho tiempo.

Con estas ideas ya tienes la materia prima para darle todo el cariño a tu casa sin que la tarea se convierta en un martirio. ¡Y siempre recuerda que las tareas compartidas se hacen mucho más disfrutables!

Infocasas.com.bo