Bolivia.com La Paz Viernes, 03 / Abr / 2020

Ministerio de Defensa entrega campamento que acogerá a 300 bolivianos que volvieron de Chile

El campamento se encuentra en la localidad fronteriza de Pisiga, en la región andina de Oruro, y cuenta con todos los protocolos de bioseguridad.

Campamento, que cumple con todos los protocolos internacionales de bioseguridad. Foto: ABI.
Campamento, que cumple con todos los protocolos internacionales de bioseguridad. Foto: ABI.

Las autoridades de Bolivia tienen listo un campamento militar en una localidad fronteriza con Chile para acoger a centenares de bolivianos que buscaban retornar desde ese país vecino y que no han podido hacerlo hasta el momento por el cierre de fronteras dentro de la cuarentena por la COVID-19.

Este primer campamento se encuentra en la localidad fronteriza de Pisiga, en la región andina de Oruro, y se instaló mediante la coordinación de al menos seis ministerios, las Fuerzas Armadas, la Alcaldía y la Gobernación orureña, dijo a los medios el ministro interino de Defensa de Bolivia, Fernando López.

"Hace tres días, informé que en seis días tendríamos listo el centro de cuarentena para los compatriotas que estaban en la frontera con a Chile. Quiero agradecer a toda la gente que trabajó día y noche para que podamos recibir a estas personas, tres días antes de lo comprometido", precisó el Ministro, durante una inspección al campamento.

Al ingresar al país se explicará a estos ciudadanos que deben permanecer durante catorce días en el campamento, donde contarán con cobijo, alimento, seguridad y atención sanitaria, indicó.

"Este será un lugar de contención, donde después de catorce días los bolivianos que no tengan ningún síntoma, obviamente podrán volver a sus hogares sin ningún problema, pero mientras tanto, esta va a ser una gran barrera de contención", sostuvo.

Se espera que al menos unas 300 personas sean acogidas en este campamento y se prevé montar un segundo en otra locación que López prevé inspeccionar en las próximas horas.

El campamento estará bajo el control del Viceministerio de Defensa Civil, su seguridad estará a cargo del Regimiento de Infantería 22 "Mejillones" y contará con apoyo de la Cruz Roja Boliviana y el Consorcio de Ayuda Humanitaria.

El Gobierno interino de Bolivia había descartado inicialmente el ingreso desde Chile de estas personas con el argumento de que no existían condiciones para que cumplan la cuarentena, ante lo cual surgieron voces, sobre todo en el ámbito político, que pidieron que se les permita entrar por razones humanitarias.

La llegada al país de bolivianos desde naciones vecinas antes del cierre estricto de fronteras generó algunas protestas en un centro de cuarentena, de vecinos temerosos de contagios por COVID-19, a la vez que se denunció que algunas personas habían escapado de estos centros.

En los últimos días hubo vuelos humanitarios para que salieran de Bolivia extranjeros con destino a países como Alemania, Estados Unidos y Francia, aunque el espacio aéreo esta cerrado salvo para emergencias.

Bolivia tiene 132 casos confirmados de la enfermedad, con nueve fallecidos, según datos oficiales.

La presidenta Jeanine Áñez encomendó al gabinete solucionar, de manera paulatina, la situación de los demás compatriotas en otras fronteras y en países, para que puedan regresar de la misma manera, con todas las medidas de seguridad sanitarias.

El país se encuentra en estado de emergencia sanitaria, con medidas como una cuarentena que restringe las salidas de casa, el cierre de fronteras y del espacio aéreo, salvo excepciones por motivos como los humanitarios. 

Redacción actualidad, con información de ABI y EFE - Bolivia.com