Por: Sofía Brañez • Bolivia.com

Cinco osos perezosos encontrados en una plaza de Santa Cruz fueron salvados de un cuadro de hipotermia

El profesor tarijeño Édgar Téllez logró rescatar a los cinco animalitos con la ayuda de la población. Consiguieron bolsas plásticas negras con las que arroparon a los perezosos para que entren en calor y reaccionaron.

El profesor Téllez sosteniendo a uno de los perezosos rescatados. Foto: Youtube
El profesor Téllez sosteniendo a uno de los perezosos rescatados. Foto: Youtube

El profesor tarijeño Édgar Téllez logró rescatar a los cinco animalitos con la ayuda de la población. Consiguieron bolsas plásticas negras con las que arroparon a los perezosos para que entren en calor y reaccionaron.

Édgar Téllez es el profesor que logró salvar a cinco osos perezosos que presentaban un esquema de hipotermia en una plaza del municipio de Cotoca en Santa Cruz. Luego de encontrar a los indefensos animales, el profesor logró restablecer sus signos vitales.

Los pequeños animales estuvieron sufriendo debido a las bajas temperaturas por el frío noctrurno en el municipio cruceño, y una vez que los animalitos fueron encontrados, fueron cubiertos por bolsas negras de plástico con las que pudieron reaccionar poco a poco.

El hecho sucedió el pasado lunes, pero fue recién que las imágenes captadas en video se viralizaron, luego de que estos animalitos silvestres fueran rescatados por el profesor tarijeño.

El video que ahora circula en varias redes sociales, muestra cómo los indefensos mamíferos se encontraban echados en el pavimento de la plaza de Cotoca, y que cuando fueron dejados al sol con las bolsas plásticas, comenzaron a reaccionar, abriendo los ojos y moviéndose un poco.

El diagnóstico que dedujo el profesor fue el de un cuadro de hipoteria que tenía a los osos tiesos y en el video se refirió a la alcaldía cruceña, diciendo que deberían "realizar una acción para llevarlos al veterinario", ya que los indefensos se encontraban abandonados.

El profesor Téllez dio las indicaciones para procceder a ayudar a los osos junto con pobladores que se preocuparon por los animales que aún se encontraban vivos, y fue luego de que se les puso las bolsas plásticas que sus cuerpos generaron calor bajo el sol.

Finalmente, los perezosos lograron mover sus brazos de manera muy calmada luego de abrir sus ojos al recibir calor con el sol y generarlo con bolsas que los arropaban. Al cabo de un tiempo, trasladaron a los animalitos hasta el Centro de Atención y Derivación de Animales Silvestres (CAD) de la Gobernación cruceña, donde se encontraban en observación para luego dejarlos en su hábitat.

Artículos Relacionados

+ Artículos