Por: Mary Mora con información de EFE • Bolivia.com

El diálogo se trunca y conflicto cocalero en Bolivia se mantiene

El conflicto lleva casi tres semanas y tuvo varias jornadas de enfrentamientos entre los cocaleros, que se oponen a la existencia de un "mercado paralelo", con la Policía.

La tensión lleva casi tres semanas. Foto: EFE
La tensión lleva casi tres semanas. Foto: EFE

El conflicto lleva casi tres semanas y tuvo varias jornadas de enfrentamientos entre los cocaleros, que se oponen a la existencia de un "mercado paralelo", con la Policía.

El conflicto cocalero en Bolivia se mantiene tras el fracaso de diálogo que intentó juntar al Gobierno y los sectores de productores que se disputan la venta de los mercados de hojas de coca, en una tensión que lleva casi tres semanas.

El sector en protesta, encabezado por el dirigente Freddy Machicado, se rehusó a asistir a la reunión si se hacía presente el bloque de Arnold Alanes, que desde el año pasado administra el llamado "mercado paralelo".

El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Reymi Gonzales, debía ser el encargado de dirigir la reunión en instalaciones de la Defensoría del Pueblo en La Paz, que finalmente no se realizó.

"No vamos a dialogar mientras haya un tercer implicado acá. El diálogo ha sido para nuestro sector", aseveró Machicado a los medios.

Esta representación presentó una carta al Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras argumentando que no dialogaría "con individuos que no representan a la zona originaria ancestral" de áreas cocaleras y señalaron que solo piden el cumplimiento de la Ley 906 y el convenio con Gonzales que determina la zona de Villa Fátima como único punto de venta en La Paz.

El grupo de Machicado, que dice pertenecer a la zona tradicional de producción, y el de Alanes, al que se señala de ser de una "zona roja" de plantaciones, aseveran tener la representación legal de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca), de La Paz.

Alanes acusó al sector de Machicado de no tener la "legalidad" y que por esa razón aquel bloque "se resiste" a entablar una negociación.

El dirigente justificó la creación de un "mercado paralelo" para la venta de hojas de coca el año pasado, a pesar que la ley reconoce solo uno en La Paz, bajo el argumento de que fue una medida para "evitar conflictos".

Alanes consideró que lo que corresponde a las autoridades de Gobierno es que "restituyan" a la dirigencia que él representa, para volver al mercado tradicional y dejar el establecimiento "paralelo".

En tanto, el ministro Gonzales declaró que el "diálogo se rompe" por la no presencia de las dos partes a este encuentro. El funcionario adelantó que en los siguientes días hará una nueva convocatoria para atender "por separado" las demandas de estos dos sectores.

El conflicto lleva casi tres semanas y tuvo varias jornadas de enfrentamientos entre los cocaleros, que se oponen a la existencia de un "mercado paralelo", con la Policía.

Esas refriegas se produjeron entre detonaciones de dinamita de los manifestantes, mientras que la respuesta de las fuerzas de seguridad fue con gases lacrimógenos y detenciones.

El año pasado Alanes fue elegido por un sector de cocaleros como principal dirigente de Adepcoca y recibió el reconocimiento del Gobierno, por lo que tomó posesión del mercado tradicional.

Esa situación provocó la reacción masiva del bloque contrario que luego de varias jornadas de protesta recuperó la administración de Adepcoca, que es una institución privada, mientras que Alanes a los pocos días abrió un "mercado paralelo" a pocas calles del tradicional.

Artículos Relacionados

Actualidad • AGO 18 / 2022

Adepcoca no irá al diálogo con el Gobierno

+ Artículos