Bolivia.com La Paz Viernes, 13 / Mar / 2020

Fiscalía boliviana investiga a quienes negaron atención a mujer con COVID-19

Se preveía llevarla al hospital San Juan de Dios, donde se contaba con un ambiente para atenderla, pero trabajadores y familiares de pacientes protestaron airadamente para impedir su ingreso.

En medio de marchas, la comunidad evitó que la mujer contagiada fuera recluida en el hospital. Foto: Shutterstock.
En medio de marchas, la comunidad evitó que la mujer contagiada fuera recluida en el hospital. Foto: Shutterstock.

La Fiscalía boliviana abrió una investigación de oficio al personal sanitario de siete centros de salud en la región oriental de Santa Cruz que se negaron a atender a una mujer con coronavirus (COVID-19), uno de los tres casos confirmados en el país.

Empezó una investigación

"Un derecho primigenio es el derecho a la vida y consecuentemente al derecho a la salud y a la integridad física, motivo por el cual se inició la investigación con las correspondientes pruebas", dijo a los medios este jueves la fiscal departamental de Santa Cruz, Mirna Arancibia, citada en un comunicado del Ministerio Público.

La fiscal recordó que este pasado miércoles el personal de salud y otras personas impidieron que la paciente ingrese a los centros médicos, por lo que se les investigará por el presunto delito de "atentado contra la salud pública".

Esta investigación se enmarcará en dos ámbitos, uno dirigido a los médicos, enfermeras y trabajadores sanitarios de Santa Cruz y un segundo "contra particulares que colocaron cadenas a los hospitales para evitar que la ambulancia ingrese a los diferentes nosocomios", sostuvo Arancibia.

Casos confirmados en Bolivia

La mujer, de 64 años, estaba ingresada en el hospital de la localidad cruceña de San Carlos, donde el miércoles hubo protestas callejeras de algunos pobladores que exigían que fuera trasladada a Santa Cruz.

Inicialmente se preveía llevarla al hospital San Juan de Dios, en la capital regional, donde se contaba con un ambiente para atenderla, pero trabajadores y familiares de pacientes protestaron airadamente para impedir su ingreso.

La paciente, que se encuentra estable, fue llevada a otros siete hospitales donde el panorama fue el mismo, ante lo cual la Gobernación de Santa Cruz la tuvo que trasladarla a un predio de esa institución donde está aislada y recibe atención.

Escucha acá las principales emisoras informativas de Bolivia

La gobernación cruceña criticó en la víspera la falta de humanidad del personal sanitario y los vecinos que han impedido que la mujer reciba atención.

Otro de los casos de COVID-19 confirmados hasta el momento en Bolivia es una mujer de 60 años de la región andina de Oruro, que al igual que la paciente de Santa Cruz estuvo en Italia, uno de los países con más casos de la enfermedad.

Ambas mujeres volvieron a Bolivia sin síntomas de COVID-19, aunque luego aparecieron.

Un tercer caso es el de un joven que había viajado a Madrid y se encuentra ahora en Santa Cruz.

Acciones contra el virus

La confirmación de los primeros casos en el país generó compras masivas de mascarillas, gel de manos y guantes, con largas colas en farmacias y mercados, alzas de precios e incluso algunos altercados cuando comenzaron a escasear.

Esto llevó a intervenir a la Policía con varios detenidos en ciudades como La Paz, acusados de especulación con elementos de primera necesidad.

El Gobierno interino de Bolivia declaró el miércoles la emergencia nacional y en esta jornada anunció una serie de medidas para evitar contagios por coronavirus, incluida la suspensión desde el próximo sábado de los vuelos con Europa.

Otra de las decisiones del gabinete es la suspensión desde este jueves y hasta el próximo 31 de marzo de las clases en todo el país, en todos los niveles educativos.

Además de la prohibición de eventos públicos masivos, con más de mil personas, como los musicales, deportivos, culturales y religiosos, tras lo cual diversas entidades empezaron a anunciar las respectivas cancelaciones.

Con información de EFE - Bolivia.com