Bolivia.com La Paz Sábado, 21 / Abr / 2018

Fiscalía pide que Leyes sea enviado a prisión

El alcalde de Cochabamba, José María Leyes, llegó a la EPI Norte minutos antes de las 15:30. 
 

Bolivia.com
Bolivia.com

Aproximadamente a las 15:30 comenzó el sábado la audiencia cautelar del alcalde de Cochabamba, José María Leyes, en la Estación Policial Integral (EPI) del Norte de esta capital, por la compra municipal de útiles y mochilas escolares, con un presunto sobreprecio de 10 millones de bolivianos.

Te puede interesar: Denuncian a seguidores de Leyes por agredir a periodistas y robar equipos de Bolivia Tv

"Estamos aquí en la EPI Norte porque ha de ser muy definitiva esta su audiencia y ojalá que existan autoridades judiciales probas para que le den su libertad", dijo el secretario ejecutivo de la comuna local, Alex Contreras, a su ingreso a ese acto procesal.

La autoridad edilicia fue trasladada desde las instalaciones de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, ubicadas en inmediaciones de la laguna Alalay, en un vehículo escoltado por un fuerte contingente policial, hasta la EPI del Norte.

El acto procesal fue instalado a un día de que Leyes fue aprehendido por orden un grupo de fiscales del Ministerio Público porque se abstuvo a declarar y fue sindicado de obstruir la aplicación de la justicia.

La resolución de la audiencia cautelar es esperada por cerca de 200 funcionarios municipales y militantes de Unidad Demócrata, liderados por el senador Oscar Ortiz y el diputado Bernard Gutiérrez.

Los simpatizantes de Leyes hacen vigilia en las afueras de la EPI del Norte con gritos, banderas de UD y pancartas de apoyo, y piden su liberación, mientras tienen en frente a cientos de policías antimotines desplegados en la puerta principal del recinto para evitar su ingreso y desmanes finalizada la audiencia cautelar.

El 3 de abril, la concejal del MAS, Rocío Molina, presentó una denuncia formal contra la Alcaldía de Cochabamba tras recibir información sobre que los útiles y las mochilas fueron provistos por la empresa accidental '26 de Febrero', que compró el lote en China en más de 2,3 millones de bolivianos, pero el Gobierno municipal pagó 12,4 millones de bolivianos por ese material educativo.

ABI